Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Manacor pide que las mujeres puedan ser 'dimonis' en Sant Antoni

Miquel Oliver (Més-Esquerra) ha transmitido al ‘baciner’ del Patronat de Sant Antoni, Mateu Juan, la necesidad de la integración efectiva de mujeres en la fiesta de 2023

Mural dedicado a les Dimònies en la calle des Pou Fondo, obra de Bel Gomila. Sebastià Sansó

El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, ha transmitido esta semana al Patronat de Sant Antoni de Manacor, la necesidad de que durante la próxima edición de la fiesta, el 16 y 17 de enero, las mujeres queden integradas dentro del grupo de baile de la mayor fiesta local, ya sea como Sant Antoni, dimonis petits o incluso como Dimoni Gros. Un mensaje que le ha hecho llegar al exconcejal y ‘baciner’ del grupo, Mateu Juan ‘Aleix’, que ahora deberá consultarlo con el resto de miembros para que decidan de qué forma se implementa la propuesta municipal y dar una respuesta.

«Si el resto de fiestas y danzas del municipio son integradoras, no creemos que deba haber ningún problema para que la mujer esté donde le corresponde en este caso», explica Oliver. De hecho dentro del reglamento del ayuntamiento de Manacor ya figura la prohibición de dar ayuda económica a ningún tipo de colectivo que discrimine por razones de género.

De momento el consistorio manacorí está a la espera de lo que diga el Patronat (presidido por Antoni Gomila), que siempre se ha mostrado reacio a que las mujeres puedan formar parte de su núcleo duro, aludiendo a que esto llegará de manera natural aunque sin concretar ningún tipo de fechas. Y ello pese a que en noviembre de 2019 la presión mediática y de los diferentes colectivos en lucha para cambiar la situación, como la Assemblea Antipatriarcal o el Col·lectiu Dones de Llevant, obligó al Patronat a reservar plazas para enseñar las coreografías y su significado a las 17 mujeres, de las cuales ocho quedaron dentro de una especie de bolsa de suplentes.

Gomila dijo entonces que «el curso servirá para formar a varias personas con el fin de que conozcan los bailes y el funcionamiento de la fiesta, para que si en un momento dado se tienen que incorporar y sustituir al Dimoni Gros, alguno de los dos Dimonis Petits, al Baciner o a Sant Antoni, puedan hacerlo sin problemas». Una paridad que no pasó de la suplencia y que también quedó interrumpida por la pandemia de la Covid-19. 

Baile de 'dimonis' en Manacor. DM

Con la boca pequeña

Una medida que se tomó con la boca pequeña, dejando claro que ello no significaba un acceso inmediato de las mujeres, y que estuvo originada sobre todo después de que en 2018 el encargado de representar al Dimoni Gros, Antoni Puigsever, no pudiera salir por un problema de salud y el Patronat tuviera que buscar un sustituto a solo diez días de la fiesta.

Por otro lado, e igualmente importante, está el hecho de que durante las últimas décadas la Colla de Dimonis ha estado controlada por la mismas familias: ‘Aleix’ en el caso de los Baciners o Pastureta en el caso de los Dimonis, lo que ha impedido en muchos casos un acceso por méritos. Una ‘tradición’ respaldada según sus protagonistas en el hecho de que ellos fueron quienes mantuvieron encendida la llama local de Sant Antoni en los momentos más complicados y de menor incidencia popular.

Baile de las 'Dimonies' en la plaza Sant Jaume de Manacor durante un Sant Antoni. DM

La Assemblea Antipatriarcal de Manacor, que creó una colla alternativa de Dimònies para bailar cada 16 de enero en la plaza de Sant Jaume, ha pedido en reiteradas ocasiones desde 2016 al ayuntamiento de Manacor que acabe con la discriminación de las mujeres en las fiestas de Sant Antoni. “Exigimos al equipo de gobierno municipal que en 2023 no financie unas fiestas que impiden a las mujeres bailar”, dijeron Marta Servera y Margalida Gelabert este pasado mes de marzo al recoger el premio de IBDona, en reconocimiento a su lucha feminista en las fiestas.

Compartir el artículo

stats