Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

S’Albufera registra por primera vez el nacimiento de crías de flamenco

La dirección del parque natural califica el hecho de «extraordinario» pero advierte de que se trata de un indicativo claro de la progresiva salinización de las aguas del humedal

Dos flamencos rosas en las lagunas de s'Albufera Bernat Pericàs/ P.N.A.

El parque natural de s’Albufera ha documentado por primera vez en su historia el nacimiento, en el ámbito de la zona húmeda, de dos crías de flamenco rosa, un fenómeno que la dirección del parque califica de «extraordinario» aunque al mismo tiempo lamenta que se trata de un claro indicador del proceso de salinización progresiva que afecta al humedal del norte de Mallorca.

El equipo del parque natural empezó a ver indicios del nacimiento de polluelos de flamenco el pasado mes de mayo, cuando observó cómo un grupo de adultos parecía estar incubando huevos en una zona del parque «muy inaccesible», apenas imperceptible para los telescopios, según explica el biólogo Maties Rebassa, director del parque natural. Al cabo de unos veinte días, los flamencos dejaron de incubar y los responsables del parque comprobaron que dos adultos ya iban acompañados por dos polluelos que «todavía no podían volar».

Se había confirmado un fenómeno histórico. «Sin duda, se trata de una buena noticia para los flamencos y para los visitantes, que vienen a verlos de forma masiva porque son aves espectaculares», señala Rebassa, pero también suponía un indicativo indiscutible de que s’Albufera se está salinizando de forma «paulatina», un proceso que empezó a visualizarse hace unos veinte años. «Ahora vemos que sus efectos están aumentando», apunta el director del parque natural. Las causas son conocidas: la sobreexplotación de los acuíferos que alimentan de agua al parque natural y la escasez de lluvias como consecuencia del cambio climático.

La salinización que afecta a un gran sector del norte del humedal es positiva para los flamencos y otras aves que prefieren los ambientes parecidos al de un salobral, pero es una pésima noticia para las especies de aguas dulces que históricamente han visitado y criado en el parque de s’Albufera. Eso sí, ambos tipos de aves pueden convivir en el humedal porque «se segregan por hábitats», por lo que ocupan sectores diferentes del parque natural sin competencia entre ellas. El flamenco, además, «no es una especie perjudicial», señala Rebassa.

La presencia de flamencos en el parque del norte de la isla es habitual. «Lo extraordinario es que hayan criado en s’Albufera porque es algo que nunca había pasado», explica Maties Rebassa. Por ahora se desconoce si a partir de ahora también será frecuente el nacimiento de polluelos de flamenco en el parque natural porque «el comportamiento de los flamencos es difícil de predecir; son nómadas y en cualquier momento pueden marcharse». No obstante, Rebassa tiene el convencimiento de que los flamencos volverán a criar en el parque.

Compartir el artículo

stats