Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra Menuda | Los cultivos actualizados

Lletra Menuda | Los cultivos actualizados R.F.

Entre las nuevas generaciones de agricultores está incrementándose una tendencia que consiste, básicamente, en la exploración de viejos cultivos tradicionales para adaptarlos a los usos modernos y, por supuesto, dotarlos de productividad. Es una de las mejoras formas que tiene la agricultura para subsistir y ser rentable. También una buena fórmula para revertir la expansión de tanta tierra de cultivo baldía o abandonada.

Estos días se vuelven a vivir en Mallorca nuevos episodios de la eclosión de la algarroba bien pagada. Mientras viejas plantaciones de almendros mueren deshidratadas, reverdecen otras de producción más rápida y vida breve. La viña ya se ha convertido en poco menos que un verdadero boom en la isla. Son solo los ejemplos más visibles del los vuelcos que se producen en fora vila, un sector primario que, a pesar de todo, mantiene sus constantes vitales y, con buen criterio, se niega a arrojar la toalla.

Una nueva iniciativa agrícola, de generación compleja pero a la que se otorga gran potencial, surge ahora y obtiene el amparo promocional de la Administración. Los recursos del banco de tierras han permitido sembrar en Binissalem 2.300 plantas de dos variedades distintas de cáñamo. Algunos ya se atreven a concederle la denominación de “oro verde”. Sea como sea, si que parece claro que la cooperativa Noma ha establecido unas buenas bases para dar con “sustancias seguras y no adictivas” a partir de la garantía que ofrecen las semillas certificadas por la Unión Europea. Empiezan a estar disponibles para el consumidor aceites CBS, con una base de aceite de oliva, un producto final al que se otorgan propiedades de valor terapéutico, analgésico y antiinflamatorio.

Quieren trabajar de forma seria y eficaz. Ellos dicen que “de modo transparente para que se pueda desestigmatizar el tema canabis”. Hablan de recuperar la semilla de la variedad local porque, como saben los viejos del lugar, el cáñamo no es nada nuevo en Mallorca. También confían en que la UIB haga un manual de buenas prácticas para su consumo.

En definitiva, parece que se ha emprendido la actualización, o la recuperación, de otro producto de una tierra que sabe ser agradecida si es tratada convenientemente.

Compartir el artículo

stats