Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El retranqueo, una solución para adaptar la playa de Cala Millor al cambio climático

Reducir la presión humana o limitar el uso de un tramo del arenal para facilitar la regeneración dunar son algunas de las posibles medidas para afrontar la adaptación - El proyecto Life Adapt Cala Millor empezará en enero de 2023 y durará cinco años

Visita de las autoridades a la playa de Cala Millor. Biel Capó

El vicepresidente del Govern y conseller de de Transición Energética, Sectors Productius y Memòria Democràtica, Juan Pedro Yllanes, ha presentado el Proyecto LIFE AdaptCala Millor. Se trata de un proyecto de gobernanza para impulsar la adaptación al cambio climático a largo plazo del sistema de playas y el área urbana de la bahía de Cala Millor con el objetivo de aumentar la resiliencia de las infraestructuras, los servicios ecosistémicos y la socioeconomía ante los efectos del cambio climático. El proyecto está enmarcado en el programa europeo LIFE, uno de los instrumentos financieros de la Unión Europea con mayor dotación presupuestaria (280 millones de euros) para proyectos de medio ambiente, natura y acción por el clima. El proyecto empezará el próximo 1 de enero de 2023 y tendrá una duración de 5 años. En él participan, la conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática del Govern, a través de la Dirección general de Energía y Cambio Climático, y en coordinación con el Sistema de Observación y Predicción Costero de las Illes Balears (SOCIB); el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA); la Universitat de les Illes Balears; el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria; la Universidad de Cantabria; el Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç; la Asociación Hotelera Bahía de Cala Millor; la Fundación Conama, y el laboratorio de paisajes LANDLAB.

El retranqueo, una solución para adaptar la playa de Cala Millor al cambio climático Biel Capó

Según el proyecto PIMA ADAPTA COSTAS, la playa urbana de Cala Millor resultaría afectada por una pérdida de playa seca de entre un 33 y un 66% en 2100. El proceso de erosión sería para cualquier acontecimiento irreversible, dado que el fondo de la playa está limitado por el paseo marítimo y tanto la fisiografía como los usos humanos imposibilitan su retroceso. Por estos motivos, los impactos socioeconómicos de los efectos del cambio climático en los municipios de Sant Llorenç des Cardassar y Son Servera serán críticos. En Sant Llorenç la pérdida variaría entre los 16 millones de euros en el escenario actual y los 136,3 millones para la situación más adversa. Para Son Servera, las pérdidas pasan de los 5,4 millones de euros en el escenario actual, a los 26,7 millones en condiciones adversas según estimaciones para el 2100.

LIFE AdaptCalaMillor dispone de un presupuesto total de 2.294.047 euros, de los cuales 1.376.424 serán cofinanciados por el programa LIFE. Por otro lado, el Govern ejecutará un total de 419.694 euros para desarrollar las funciones de coordinación y liderazgo de los ámbitos de trabajo relacionados con la gestión del proyecto y la explotación de los resultados.

En los próximos cinco años de duración del proyecto, después de estudiar la situación climática por parte de la comunidad científica participante, se tomarán las medidas, consensuadas, entre el sector empresarial, público y científico, participantes, para afrontar la adaptación al cambio climático encaminado a impedir la reducción drástica de esta playa urbana en la que la construcción en épocas pasadas ganó terreno a la misma playa. Entre las medidas cabría el retranqueo del paseo marítimo para recuperar el sistema dunar perdido o incluso limitar el uso de un tramo de la playa para facilitar la regeneración dunar. Otra medida que se podría dar, al finalizar el proyecto y contar con el resultado de los estudios científicos realizados, sería la reducción de la presión humana o incluso más allá aconsejar la reducción de turistas que puedan soportar no solo la playa de Cala Millor sino otra muchas playas. 

Refugios climáticos

El vicepresidente Yllanes hizo hincapié en la necesidad de la adaptación al cambio climático. «Desde el Govern hemos sido muy activos con el tema de la mitigación, pero ahora nos tememos que plantear el tema de la adaptación» mientras que el director general d’Energia i Canvi Climàtic, Pep Malagrava, resaltaba la necesidad de crear espacios para refugios climáticos. «Viviremos veranos muy largos y calurosos y no todo el mundo se puede refrescar en su casa, necesitamos que nuestro niños vaya a clase y que nuestro docentes puedan impartir clase con un mínimo de confort, nos ha pillado el toro a todos, pero tenemos que hacer este trabajo y no solo en el ámbito escolar sino también en el resto de ámbitos laborales, sociales y familiares».

Compartir el artículo

stats