Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cosecha de aceituna en Mallorca será menor por la sequía pero se pagará a mejor precio

La falta de lluvias de los últimos meses junto a las altas temperaturas han mermado la producción de los olivos, en algunos olivares los árboles apenas tienen frutos en sus ramas - La aceituna para el consumo de mesa se pagará a 2,5 euros el kilo

Recolección de la aceituna en la Serra. Joan Mora

La producción de aceituna volverá a ser mala por tercer año consecutivo como consecuencia de la sequía que ha afectado el cultivo del olivar, especialmente en la Serra de Tramuntana. Pese a que se espera una menor producción, el precio que ha fijado la denominación de origen Oli de Mallorca será superior al del año pasado.

Así lo ha confirmado el presidente de la cooperativa agrícola Sant Bartomeu de Sóller, Miquel Gual, que ha explicado que para la campaña de recolección de aceituna para destinarla al consumo de mesa se pagará a 2,5 euros el kilo, lo que representará para el productor 20 céntimos más que en la anterior campaña. No obstante, solo percibirán esta cuantía los agricultores que presenten ante las cooperativas un producto que se adecue totalmente a los requisitos de calidad que establece la DO. Cuanta peor sea la calidad de la aceituna verde, menor será el precio que finalmente se pagará por él.

La campaña de aceituna empezará durante el mes de septiembre con la recolección de la aceituna verde de mesa. Este producto se comercializará envasada entera y en la modalidad de trencada. No será hasta octubre que comience la campaña de recolección del fruto que se destinará a la producción de aceite de oliva, mientras que de cara a finales de año, cuando la aceituna ya esté madura, se recogerá la que se envasará como oliva negra de mesa.

Aceitunas. J. M.

Todo este calendario, no obstante, puede sufrir variaciones, según explicó Gual. La meteorología tendrá buena culpa de ello ya que de continuar la sequía los plazos de recolección podrían avanzarse para evitar que el fruto acabe por malograrse. Miquel Gual apuntó que para este año se espera una campaña de escasa producción en los olivos de la Serra de Tramuntana. Según explicó, la fuerte sequía de los últimos meses junto a las altas temperaturas de este verano han mermado la producción de los olivos hasta el punto que en algunos olivares los árboles apenas tienen aceitunas en sus ramas.

Estrés térmico

El presidente de la cooperativa de Sóller ha detallado que este año los olivos han sufrido lo que se denomina un «estrés térmico». Las elevadas temperaturas han hecho que los árboles hayan dejado caer parte de la producción debido al calor y la falta de lluvias. Eso hizo que en los meses de julio y agosto los olivos perdieran parte de su fruto cuando todavía estaba en fase de crecimiento. Se trata de «un comportamiento que se da en épocas muy secas, ya que es la manera que tiene el árbol de protegerse ante la sequía», apuntó Gual, «porque le es imposible mantener todo su fruto durante la fase de crecimiento». Todo ello hará que la producción del principal árbol que puebla las montañas de la Serra sea «baja», un hecho que se sumará a las campañas de 2021 y 2020 que también fueron malas para los productores de la zona.

Compartir el artículo

stats