Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La concesionaria de recogida selectiva de residuos se planta ante el ayuntamiento de Sóller

La empresa alega que está trabajando a pérdidas ya que su trabajo se ha multiplicado por cinco sin que se le haya compensado económicamente

Las instalaciones de Sóller Recicla están ubicadas en el polígono de serveios de Son Angelats. J.M.

Sóller Recicla, la concesionaria del servicio de recogida selectiva de residuos de Sóller, ha comunicado al Ayuntamiento que en septiembre de 2023 dejará de prestar sus servicios para el municipio para poner fin al contrato. La empresa alega que está trabajando a pérdidas después de que haya multiplicado por cinco su trabajo de recogida sin que el ayuntamiento le haya compensado económicamente el aumento de la actividad por encima de la que establece el contrato rubricado en septiembre de 2013.

A través de un escrito que la concesionaria ha remitido al Ayuntamiento, Sóller Recicla explica que la empresa está trabajando a pérdidas. Señala que su trabajo se ha llegado a multiplicar por cinco en comparación con el que prestaba en 2013 aunque, por el contrario, el ayuntamiento le sigue pagando lo mismo. Actualmente percibe unos 17.000 euros mensuales por la labor de la recogida selectiva y tratamiento de residuos. La empresa señala que ha intentado negociar la modificación del contrato para compensar el trabajo extra que realiza por encima de lo estipulado pero hasta ahora tan sólo ha obtenido largas. Y en algunos casos ni siquiera respuesta.

Por este motivo, la empresa anuncia un año antes de que finalice el contrato que renunciará al derecho reconocido de acceder a una prórroga del servicio (de hasta un máximo de cinco años por mutuo acuerdo de ambas partes) a partir del próximo ejercicio si no se le modifica el contrato. También deja la puerta abierta para que el municipio convoque otro concurso público para adjudicar el servicio.

A través de un minucioso informe, la empresa informa al Consistorio de que la recogida selectiva ha ido en constante incremento desde el año 2013 cuando recibió el contrato. Explica que está asumiendo tareas que sobrepasan lo firmado con el Ayuntamiento y, en consecuencia, reclama una modificación del acuerdo para ver compensado su trabajo y acabar con la situación de tener que trabajar a pérdidas.

La empresa ha incrementado tanto la plantilla como la flota de vehículos. Sóller Recicla dispone actualmente de 15 trabajadores en nómina (frente a los tres que tenía en 2013) y una flota de seis camiones que se ocupan de realizar la recogida selectiva de papel, vidrio y cartón, la retirada de objetos voluminosos en la calle, el servicio de recogida domiciliaria de muebles y gestiona el punto verde que tiene instalado en el polígono de Son Angelats.

Una situación «insostenible»

Sóller Recicla afirma que la situación por la que atraviesa es «insostenible», algo que se ha incrementado en los últimos meses como consecuencia del encarecimiento de las materias primas, los combustibles y la energía. Al margen del incremento de costes derivados de la coyuntura global, la empresa asegura que los ingresos que tiene del Ayuntamiento no cubren el gasto real que supone la prestación del servicio y las mejoras que se han ido introduciendo en los últimos años. A modo de ejemplo la empresa realiza cinco recogidas semanales de papel y cartón cuando, por contrato, sólo está obligada a realizar dos.

Sóller Recicla estima que está recibiendo del Ayuntamiento equivale entre el 30 y el 40% del coste real del servicio. Aparte de esto se le añaden las pérdidas generadas desde hace algunos años cuando los receptores del cartón reciclable dejaron de pagar por la materia prima que les entregan las empresas que se dedican a recogerlo.

Sin embargo, la concesionaria del servicio apunta que el mantenimiento del servicio sólo se puede hacer siguiendo dos vías: o un cambio en el contrato para garantizar la financiación del volumen de trabajo que ha tenido que asumir Sóller Recicla o bien que el Ayuntamiento haga una aportación extra para asumir los sobrecostes. Sóller Recicla dejará de prestar sus servicios de recogida selectiva el 21 de septiembre de 2023. La empresa entiende que da margen suficiente al municipio para fijar una solución a sus demandas.

Compartir el artículo

stats