Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra Menuda | Sin espacio libre para todas las sensibilidades

Lletra Menuda | Sin espacio libre para todas las sensibilidades

Es otro efecto más del desequilibrio y de la sobreexplotación de la isla del ocio. Antes, en fora vila se celebraban entretenimientos derivados de la vida y práctica payesa, pero en la Mallorca de la diversión temática todo debe caber en cualquier parte. Resulta imposible.

De este modo, solo por seguir los últimos testimonios de la actualidad, las grandes concentraciones musicales chocan con el turismo vacacional por incompatibilidad de intereses y, ahora mismo, están en disposición de allanar el hábitat y la intimidad de las aves. El GOB pide que el Rock 'n’Rostoll de Maria abandone Son Perot y se traslade a una zona menos sensible. No quedan. 

Motivaciones y justificaciones aparte, la cuestión estriba en que en esta isla, ni siquiera en el Pla, ya no queda espacio ni equilibrio para todas las sensibilidades. O música voraz o silencio de reposo plácido para pájaros en árbol a modo de casa propia. Las cosas derivan en un pulso extremo que, en el caso de Maria, el alcalde piensa ganar mientras el GOB no da su brazo a torcer. Es otro espectáculo.

Compartir el artículo

stats