Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alaró pide que se retome la compra del Castell con la ecotasa

El Govern dejó la adquisición, prevista desde 2017, en suspenso a causa de la pandemia

Vista panorámica del conjunto arquitectónico del Castell d’Alaró. | JOAN LILLO

El alcalde de Alaró, Llorenç Perelló (PP), se ha dirigido por carta a la presidenta del Consell, Catalina Cladera (PSOE), para solicitar que «presente la adquisición de la finca del Castell de Alaró como proyecto a financiar con los importes procedentes del ITS (Impuesto de Turismo Sostenible)».

El plazo para presentar las propuestas que se deben financiar el próximo año finaliza el 31 de agosto. La compra de esta finca ya se incluyó en 2017 en la lista de proyectos que se iban a beneficiar de la ecotasa. Sin embargo, inicialmente se produjeron problemas burocráticos relacionados con la delimitación del terreno. Con la llegada en 2020 de la pandemia de la covid-19, el Govern anuló «los derechos y obligaciones reconocidos para la adquisición del Castell con el pretexto de destinar el dinero a la lucha contra la pandemia», según expone el alcalde en su misiva. El presupuesto previsto se situaba en torno al millón cien mil euros.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, aseguró en una carta dirigida a la Associació Cultural Al Rum el 8 de agosto de 2020 que «la intención tanto del Govern como del Consell, es retomar este proyecto de futuro cuando las circunstancias lo permitan».

Para entender la operación hay que entender que la meseta (mola) superior del monte del Castell tiene tres propietarios. La parte amurallada es de titularidad estatal, aunque el Consell lleva años negociando su cesión con el objetivo de evitar que continúe el deterioro del monumento. La ermita de la Mare de déu del Refugi, que este año cumple su IV Centenario, y su entorno son públicos. Su gestión corresponde a una fundación que integran Obispado de Mallorca, Consell y Ayuntamiento. El resto del terreno, de propiedad privada, es el que se pretende adquirir con dinero de la ecotasa.

En la carta dirigida a Cladera, Perelló sostiene que el Castell «es un elemento que conjuga los valores de la Serra de Tramuntana y el papel de la mano del hombre en la naturaleza (restos arqueológicos, vestigios de la construcción defensiva, que es Bien de Interés Cultural; elementos etnológicos; caminos y bancales de pedra en sec; los edificios de la hospedería y la capilla de la Mare de déu del Refugi, etc.)». También resalta los valores «simbólicos», «naturales» y «paisajísticos».

La demanda del Ayuntamiento sostiene que la adquisición se ajusta a los objetivos para los que se creó el Impuesto de Turismo Sostenible, como son «la desestacionalización turística, la oferta de un turismo de calidad, la recuperación patrimonial y la divulgación y conservación del medio ambiente». La convocatoria para presentar los proyectos que se financiarán con la ecotasa se aprobó en el Consell de Govern del pasado 1 de agosto y el plazo de entrada de las propuestas finaliza con el mes de agosto.

El Govern destina casi 120.000 euros para contratar a «informadores dunares»

La Conselleria de Medio Ambiente destinará 116.364 euros provenientes del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) para contratar este verano y el próximo, durante dos meses y medio, a informadores ambientales que difundirán entre los turistas el valor de los sistemas dunares de cinco espacios. Este proyecto está enmarcado en el proyecto de recuperación de los sistemas dunares.

Compartir el artículo

stats