Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i Desfent | El rey del cannabis medicinal quiere comprar Punta Ballena

Fent | Que no nos vendan nuestra punta ballena

Querida. ¡Cuánto tiempo sin saber de ti con esas vacaciones eternas! Sea como fuere aquí estamos aunque reconozco que ya se me ha ido la pinza con eso del aire acondicionado a 27 grados. Mejor encendamos ya la calefacción y nos adelantamos al frío. En estas semanas han pasado muchas cosas, pero me quedo con que un millonario británico quiere comprarnos nuestra Punta Ballena. Ni se le ocurra hacer semejante barbarie porque en cierto modo forma parte de nuestra marca de identidad. Los turistas y los aborígenes que aún quedamos tenemos el derecho inherente de podernos divertir en mayúsculas y por eso existe la Punta Ballena y la calle del Jamón, para que podamos beber sin que el cotilla de la mesa de al lado nos vaya contando las rondas que nos tomamos. Es un gusto pasearse por esos lares para los que nos cuesta coger el avión, porque viajar a Punta Ballena o la calle del Jamón es como situarse en Londres y Berlín sin salir de casa. Por favor, que no nos quiten eso. Y por cierto, querida, ¿para cuándo un golpe de estado en el PP para dar cambio a la petarda de Prohens? Necesitamos una Ayuso o votaré a Armengol. Au, feliz retorno.

Desfent | No hay como ser multimillonario

Querido, la verdad es que aterrizar de nuevo en sa roqueta y toparme con la propuesta del rey del cannabis medicinal de comprar Punta Ballena para cerrarla por la muerte de su hermano solo me viene a la cabeza todo lo que compraría yo si fuera multimillonaria. No hay como ser rico para tener estas ideas de bombero que han generado escepticismo entre los empresarios aunque alguno ha confesado un «ojalá fuera realidad». Yendo a lo importante, mis vacaciones han sido de lo más tranquilas pese a que no las tenía todas conmigo a la hora de irme unas semanas a mi Menorca por aquello de que hay turistas por todos lados pero no, he encontrado sitios idílicos alejados de la masificación que evidentemente no compartiré en redes sociales ni etiquetaré. Por lo que he visto es algo que piden en tu Sóller natal y en Deià donde los propios residentes dejan carteles reclamando que no se etiquete el lugar en redes sociales para evitar el efecto llamada. Y hablando de política, veo que el aire acondicionado a 27 ya tiene sus efectos. Me imagino que debe estar contenta sa presidenta ahora que le prometes tu voto si no sale una Ayuso a la mallorquina. Au, salut!

Compartir el artículo

stats