Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los precios de los alquileres de pisos en Andratx han subido un 60% desde 2016

En sólo un año, los arrendamientos se han incrementado un 20%

Sonja Maldonado, en el portal de la casa donde vive actualmente en Andratx vila. | JUAN LUIS IGLESIAS

A Sonja Maldonado, una alemana de 76 años vecina de Andratx, se le cayó el mundo encima cuando hace unos meses le dijeron que no le iban a renovar el contrato de alquiler de la casa, que expira a finales de este año. Los propietarios le explicaron que querían el piso para sus familiares.

Tras un cuarto de siglo viviendo allí, esta mujer, quien lleva media vida en Mallorca, donde se casó con un español y donde vive su única hija, se ve abocada a la ardua tarea de encontrar un piso de alquiler. Su caso ejemplifica las penalidades que sufren vecinos del Ponent de la isla, donde la burbuja de los precios crece sin parar. Procurarse un sitio donde vivir deviene en una misión casi imposible teniendo en cuenta que el precio medio del alquiler ha subido casi un 20% desde el año pasado y hasta un 60% desde 2016.

En este contexto, la de esta alemana es una búsqueda contrarreloj, donde abundan más las frustraciones que las oportunidades. «Desde febrero, ya vi cómo estaban los precios. Con una mujer que conozco, habíamos decidido buscar algo para compartir. Habíamos encontrado una casa maja en reforma. La había comprado una alemana que viene de vez en cuando. Nos había dicho que sí, que nos la alquilaría y nos había dado el mes pasado una copia de lo que iba a ser nuestro contrato. Nos dijo que desde agosto podríamos entrar», relata.

Maldonado prosigue: «Pero el viernes pasado mandó un whatsapp diciendo que se lo había pensado y que no nos la iba a alquilar, porque la encontraba pequeña para nosotros», relata esta alemana, quien considera que ese argumento era sólo una excusa para encontrar un mejor postor.

Burbuja del alquiler

El estado del mercado inmobiliario actual, en alza constante, expulsa a personas con ingresos medios, y de ello da fe Maldonado, quien relata: «Ahora estamos en pleno verano y es imposible. Si miras en las inmobiliarias, ponen viviendas a buen precio a partir de 1.500 euros. Quizá encuentras una o dos de estas ofertas». En pleno fervor de la temporada turística, sus esperanzas de encontrar algo a buen precio son prácticamente nulas. «Mi esperanza es que después de la temporada quizá bajen un poco», suspira Maldonado, quien sabe que el suyo no es el único caso que se da. Recuerda en este sentido el fenómeno de la reducción en la llegada de trabajadores de temporada procedentes de la península por las dificultades para encontrar en Mallorca, especialmente en zonas turísticas, una vivienda a precio asequible. Durante su vida profesional trabajó en boutiques de Peguera. Pero, con 48 años, la dueña de la tienda donde trabajaba traspasó el negocio y nunca pudo reengancharse a otro empleo del mismo sector. Así que se dedicó a la limpieza de casas.

«No me importaba porque es un trabajo como cualquier otro», cuenta Maldonado, quien explica que tiene una hija viviendo en Mallorca, pero que a día de hoy no se plantea ir a vivir con ella, porque valora mucho su independencia.

«Me gustaría ser independiente el tiempo que sea posible porque no quiero que me digan lo que tengo que hacer. He sido muy libre todos estos años», apunta.

Precio por metro cuadrado

Sonja Maldonado pone rostro al fenómeno de unos precios de alquiler en tendencia alcista. Según la estadística recogida por Idealista, uno de los principales portales inmobiliarios en España, el precio de los arrendamientos en Andratx alcanzó el pasado mes de junio los 14,2 euros por metro cuadrado, lo que significa un incremento de casi el 20 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

De acuerdo al listado estadístico histórico que puede consultarse en Idealista, en junio de 2016, el valor medio del alquiler era de 8,9 euros por metro cuadrado. Esto quiere decir que, en los últimos seis años, el precio de alquilar un piso en este municipio del Ponent de la isla ha aumentado casi un 60 por ciento. Y esto significa también que, si por un piso de 60 metros cuadrados se pagaba hace seis años una media de 534 euros, hoy en día esa cantidad ha subido a 852.

Valores de récord

En la última década, que es el tramo cronológico en que Idealista recoge datos, los meses donde se han registrado valores más altos son precisamente los dos últimos: junio y mayo de este año (14,2 euros y 14,1 euros por metros cuadrado, respectivamente). En este contexto, Sonja Maldonado es consciente de que no le queda «otro remedio que compartir un piso». Ella dice que eso no le importa, que mientras pueda llevarse a su «gatito», que es su «felicidad», ya se da por satisfecha. «Tengo esperanza de que podamos entrar en otro sitio», concluye.

Compartir el artículo

stats