Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sóller reclama a Interior un solar cedido para la Guardia Civil

Sóller reclama a Interior un solar cedido para la Guardia Civil

Once años después de su cesión, el ayuntamiento de Sóller ha iniciado los trámites para hacerse con la propiedad de los terrenos que donó al ministerio del Interior para construir un cuartel para la Guardia Civil. Transcurrido este plazo y visto que el proyecto no ha llegado a concretarse, el municipio pone en marcha los trámites para recuperar la propiedad de un solar que se encuentra ubicado en pleno polígono de Son Angelats.

El primer paso fue dado hace unos días cuando el municipio inició el expediente para poner fin a lo que jurídicamente se denomina ocupación indebida de los terrenos. Además de notificarlo a una empresa que ocupa parcialmente el solar, el municipio lo notificará al ministerio del Interior, que actualmente es el propietario, de que ha incumplido las condiciones por las que se rigió la cesión. La finalidad de todo este procedimiento es que el Ayuntamiento pueda recuperar la titularidad efectiva del solar que podría destinar a usos municipales.

Terreno urbanizable

El terreno que ahora Sóller pretende recuperar ocupa una superficie de 2.125 metros cuadrados, de acuerdo con lo que recoge su ficha catastral. Está situado en la calle Manuel de Carrascosa, entre el aparcamiento del pabellón polideportivo y la parcela que ocupa una empresa que se dedica a la comercialización de materiales de construcción. El solar fue cedido a Interior en una sesión plenaria de la corporación que se celebró en abril de 2011 con el apoyo de todas las fuerzas políticas que estaban entonces representadas en el consistorio.

La donación se hizo con la previsión de que dos años después, en el 2013, la Guardia Civil pudiera inaugurar unas nuevas instalaciones en Son Angelats y por eso la construcción del cuartel de Sóller fue incorporado en el listado de actuaciones que debía ejecutar el Ministerio del Interior en Baleares. Pero la crisis económica desatada en aquellos momentos hizo que el proyecto del nuevo cuartel quedara descartado, especialmente después de que la Guardia Civil de Sóller pasara a ocupar provisionalmente las instalaciones que actualmente dispone en la calle de la Prosperitat que son propiedad municipal.

El inicio del trámite de recuperación del solar se lleva a cabo en aplicación de las condiciones establecidas en el acuerdo de cesión al ministerio, que recogen que en un plazo máximo de cinco años posteriores a la donación el cuartel del Instituto Armado debía estar operativo. Pero la realidad es que las instalaciones nunca se materializaron por lo que Sóller quiere ahora recuperar la titularidad de los 2.125 metros cuadrados de terreno urbanizable.

Compartir el artículo

stats