Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio municipal

Cifran en 1,25 millones el beneficio privado del aparcamiento de Formentor

La oposición de Pollença denuncia que la propiedad del hotel sigue explotando un equipamiento que ya es público

Los portavoces de la oposición, este miércoles en el aparcamiento de Formentor. DM

Junts Avançam, Alternativa y Podem, los tres partidos de la oposición de Pollença, han exigido este miércoles al Ayuntamiento la suspensión cautelar de la actividad económica del aparcamiento de Formentor y que ponga en marcha las «medidas oportunas» para que una empresa privada (la antigua propiedad del hotel) «no se lucre ni un segundo más en unos terrenos de titularidad pública». Las tres formaciones cifran en 1,25 millones de euros los ingresos de Inmobiliaria Formentor S. A. por la explotación de este equipamiento que desde hace un año es de propiedad municipal junto a los viales y las zonas verdes como consecuencia de la cesión de estos terrenos por parte de la citada empresa a cambio de la licencia de reforma del hotel.

Los portavoces de la oposición se han desplazado hasta Formentor para denunciar que «un año después» de que el aparcamiento pasase a ser municipal «la antigua empresa propietaria lo sigue explotando como si no hubiese pasado nada» ante la «falta de diligencia total y absoluta» del Consistorio gobernado por una coalición de derechas.

Los citados partidos lamentan que ni la moción aprobada en 2021 para revocar la licencia del aparcamiento, ni el expediente abierto con el mismo objetivo, ni las denuncias presentadas ante el Ayuntamiento hace casi un año «han bastado para conseguir la regularización de la situación».

La oposición recuerda que la cesión del aparcamiento y otros terrenos de Formentor al Ayuntamiento como condición para obtener la licencia de reforma del hotel fueron por «imperativo legal» y no por la «capacidad negociadora» del alcalde, «como ha intentado hacer creer al pleno y a los ciudadanos».

Además, añaden que la revocación de la licencia «es una obligación legal» desde el momento en que los terrenos pasaron a ser públicos el 15 de junio de 2021 y que los servicios jurídicos municipales así lo especifican.

También denuncian que las actuales tarifas que pagan los usuarios del aparcamiento «son especialmente elevadas» debido al «carácter lucrativo de la explotación». La oposición considera que el Ayuntamiento debería crear una ordenanza fiscal para regular la tasa del aparcamiento y escoger si lo explota directamente o bien lo cede en una concesión. El objetivo sería el de «incorporar unos ingresos anuales importantes el presupuesto de toda la ciudadanía de Pollença».

Por todo ello, instan al equipo de gobierno a suspender la actividad económica del aparcamiento para evitar el lucro de una empresa privada.

Cifre: «Si revocamos la licencia será un caos absoluto»

El alcalde de Pollença, Tomeu Cifre, afirma que si el Ayuntamiento opta por revocar la licencia del aparcamiento se generaría un «caos absoluto» porque el Consistorio debería abrir el equipamiento «libremente, sin seguridad» al no existir una ordenanza que regule las tasas. Cifre añade que en este caso la empresa podría llevar de nuevo al Ayuntamiento a los tribunales después de que ya presentase un contencioso cuando los terrenos pasaron a ser municipales. El alcalde es más partidario de llegar a un acuerdo extrajudicial con esta sociedad.

Compartir el artículo

stats