Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comarcas

Agricultura devuelve 10 inmuebles y 600.000 euros a las entidades del sector primario

Ese patrimonio formaba parte de las antiguas cámaras agrarias, que acumularon fondos de agricultores y ganaderos uDe la Concha destaca el esfuerzo de todas las partes para llegar a un acuerdo: «Sabemos lo difícil que es repartir una herencia»

Representantes de entidades agrarias, ayuntamientos y la Conselleria. I.M.

«Un acto de justicia histórica». Ésta fue la expresión más repetida este viernes durante el acto oficial de cesión del patrimonio de las antiguas cámaras agrarias a las organizaciones profesionales del sector primario de Balears y a algunos ayuntamientos, tras casi medio siglo de reivindicaciones. 

Se trata de un patrimonio nada desdeñable valorado en casi tres millones de euros, que está formado por 10 inmuebles y fondos económicos por valor de 600.000 euros. Todos esos bienes se devuelven ahora a Asaja, Unió de Pagesos de Mallorca y de Menorca, UPA-aia, Agrame y Fagme, además de los ayuntamientos de Consell y Ferreries, así como la cooperativa de Llucmajor.

En el acto de entrega de los diplomas, la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, destacó el esfuerzo realizado por todas las partes implicadas para alcanzar un acuerdo y lo ejemplificó con la siguiente metáfora: «Todos sabemos lo difícil que es repartir una herencia, pero todos han sido conscientes de que había que ir a una». 

Terreno perdido

De la Concha confió en que esta inyección patrimonial y económica ayude «a que el campo recupere el terreno perdido». «Tenéis que aprovechar este patrimonio. Vosotros debéis ser conscientes del gran papel que tenéis en los próximos años, en un momento de evidente cambio climático que hace necesaria la formación», aseveró.

«Todos sabemos lo difícil que es repartir una herencia, pero todos han sido conscientes de que había que ir a una»

Mae de la Concha - Consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación

decoration

En virtud del acuerdo, la Conselleria cede a Asaja una planta baja en la plaza Santa Eulàlia de Palma y la cámara agraria de Sencelles. Unió de Pagesos de Mallorca recibe también un piso también en Santa Eulàlia y la cámara agraria de Sant Joan, mientras que UPA-aia obtiene dos pisos en la calle de Anselm Clavé de Palma y la cámara agraria de Montuïri. Por otro lado, la cámara agraria de Llucmajor se cede a la cooperativa local, la de Consell al Ayuntamiento de la localidad y la de Ferreries, también al Consistorio. 

El secretario general de Unió de Pagesos de Mallorca, Sebastià Ordines, aseguró que la expresión «día histórico» estaba bien utilizada y recordó que, desde que se fundió esta organización agraria en 1977, «ya se pedía la devolución de esos bienes». «Incluso, miembros de Unió de Pagesos llegaron a ocupar un local de Santa Eulàlia en señal de protesta», apuntó.

En su opinión, ha habido «tres hechos clave» que han posibilitado que ahora se haga efectiva la devolución de ese patrimonio, casi medio siglo después: el hecho de que el Parlament instase al Gobierno central a materializarla; la «valentía» de la Conselleria; y la persistencia de las entidades agrarias. «Se ha aunado la voluntad payesa con la voluntad de la Conselleria», remarcó.

«Fiesta del sector agrario»

El presidente de Asaja, Joan Company, ensalzó también las virtudes del acuerdo alcanzado entre todas las partes implicadas. «Hoy es la fiesta del sector agrario, con 45 años de retraso. Se hace justicia. Después de muchos años no nos hemos peleado y hay un equipo político que nos ha atendido», arguyó Company, quien subrayó que por una vez «se ha dejado d hacer política para hacer agricultura».

«Hoy es la fiesta del sector agrario, con 45 años de retraso. Se hace justicia. Después de muchos años no nos hemos peleado y hay un equipo político que nos ha atendido»

Joan Company - Presidente de Asaja

decoration

El presidente de Asaja señaló que estos fondos económicos y este patrimonio ayudará "a sobrevivir al sector agrícola», por ejemplo, a través del «fomento del producto local», al tiempo que mencionó que la nueva PAC (Política Agrícola Común) exigirá «liderazgo medioambiental». 

Por parte de UPA-aia, su secretario general, Baltasar Martí, manifestó que esta «inyección económica» les permitirá tener "más recursos para dar más servicios». «Hace muchos años que se tendría que haber hecho», expuso.

Compartir el artículo

stats