Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda

Nadie repara en la actuación interna

El asfalto amontonado en la vieja carretera entre es Capdellà y Calvià ha sido retirado. Desde el momento en que este periódico denunció su abandono en un espacio rural de interés paisajístico su presencia resultaba demasiado estridente. Antes, no. La Administración necesita la espoleta de la puesta en evidencia pública para actuar. Con esta actitud ha habido tiempo para las escasas lluvias contaminaran el torrente del Barranc des Cohans. El Consell de Mallorca hace hincapié en clarificar que la fechoría, dentro de un mar de obras de reasfaltado en todo Calvià, ha sido cometida por una «empresa externa» y encarga a sus servicios jurídicos el estudio de posibles sanciones. ¿Y la actuación interna? Con la vigilancia y supervisión de las obras contratadas en su sitio, el despropósito medioambiental no se hubiera producido. Si este aspecto ha fallado deberemos admitir, y aceptar el Consell de Mallorca, que las responsabilidades del asfalto a la deriva no son solo externas.

Compartir el artículo

stats