Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

Sineu propone al obispado que el Palau acoja un museo permanente y actos culturales

El Ayuntamiento elabora un proyecto para abrir al público algunas de las dependencias del histórico edificio del siglo XIV con el fin de compatibilizar los usos religiosos y sociales

Una de las dependencias interiores del Palau. Al fondo, el antiguo patio de armas.

El ayuntamiento de Sineu ha elaborado un proyecto que presentará en el obispado de Mallorca para que el antiguo Palau dels Reis de Mallorca pueda ser el escenario de actos culturales y musicales abiertos al público y acoja un espacio museístico permanente para revalorizar el patrimonio local y frenar de esta forma el imparable proceso de deterioro del histórico edificio. 

La institución municipal tiene intención de registrar el próximo lunes la propuesta en la sede del obispado para que sea valorada, aunque el alcalde Tomeu Mulet (PP) destaca que en los últimos contactos mantenidos con diversos cargos de la iglesia de Mallorca estos han expresado su «predisposición» a negociar posibles usos compartidos en el complejo.

El Palau dels Reis de Mallorca, construido por Jaume II en el año 1309 y reconvertido en convento de las monjas concepcionistas franciscanas de clausura en el año 1583 por gracia del Rey Felipe II, conserva una gran parte de su estructura primigenia. Actualmente, el edificio está deshabitado y sin uso religioso, después de que las últimas monjas de clausura abandonaran el complejo en octubre de 2016. Hasta la fecha no han prosperado los intentos del obispado de Mallorca para que una nueva congregación religiosa se haga cargo de las históricas dependencias. De hecho, en junio de 2021 el obispo comunicó personalmente a los feligreses en la parroquia de Sineu que en poco tiempo se instalarían en el Palau tres monjas de una congregación colombiana, pero finalmente este acuerdo no llegó a materializarse.

Por ello, el ayuntamiento de la localidad del Pla cree que ha llegado el momento de invertir en la reforma del Palau para que la sociedad civil también pueda disfrutar de sus espaciosas dependencias. Y es que, según la ley, el edificio debería poder ser visitado con frecuencia debido a su condición de Bien de Interés Cultural, aunque hasta la fecha no se ha pactado un régimen formal de visitas y han sido contadas las ocasiones en las que los vecinos han podido acceder al interior del complejo religioso.

El proyecto que ha redactado el Ayuntamiento propone al obispado el aprovechamiento de diversas dependencias tanto interiores como exteriores del Palau para que tengan usos museísticos. «Allí se podría exponer la colección de ‘escudelles del municipio y otras piezas relacionadas con Sineu y con la isla en general que ahora están en el Museu de Mallorca y que no pueden exponerse por falta de espacio», explica el alcalde.

Además, también se reclamará que el antiguo patio de armas del Palau pueda ser el escenario de actos culturales y musicales con presencia de público. 

El Consistorio ‘sineuer’ quiere involucrar también al Consell de Mallorca para que, a través de la comisión mixta que integra junto al obispado, pueda subvencionar algunas actuaciones de mantenimiento del Palau. Los fondos europeos también son un recurso que el Ayuntamiento tiene en cuenta para atraer inversiones.

«El edificio se está deteriorando mucho y la solución pasa por la colaboración entre administraciones; hay que tener en cuenta que se trata del Palau dels Reis de Mallorca, cuya degradación nosotros vemos cada día», apunta el alcalde.

El primer paso ha sido la reapertura al culto de la pequeña capilla del Palau a principios de mes después de que en diciembre de 2015 se cerrara por un incendio.

Compartir el artículo

stats