Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sineu

Una cantera de Sineu que ocupó una zona protegida logra el aval medioambiental

La Comisión de Medio Ambiente de Balears emite un informe favorable al proyecto de explotación y restauración de Cas Saboners, después de que Minas regularizase la pedrera permitiendo la extracción solo en las áreas no preservadas

La Comisión de Medio Ambiente de Balears (CMAIB) ha emitido una declaración de impacto ambiental favorable al proyecto de explotación y restauración de la cantera de Cas Saboners, en Sineu. Considera el informe que el plan no tendrá «efectos adversos significativos» sobre el entorno, siempre que se cumplan una serie de condiciones, relativas al control de la estabilidad de los taludes y la extracción del agua del acuífero, entre otras prescripciones. Además, se recuerda que el ayuntamiento de Sineu ha señalado que la explotación no cuenta con «licencia de actividad», por lo que es un tema también a solucionar.

Como ya informó este diario, la cantera recibió el mes de febrero de 2018 la orden de paralizar la extracción de piedra en la zona que estaba protegida por la Ley de Espacios Naturales (LEN). Luego, el Servicio de Minas regularizó la situación de la cantera, aunque solo autorizó la extracción del material en las áreas no protegidas, que son las que se han sometido ahora a esta evaluación ambiental.

La explotación se ubica a unos cinco kilómetros del núcleo urbano de Sineu y a una distancia similar de Petra. De allí se extraen caliza dolomítica y gravas de diferentes tamaños. En la zona norte de la instalación, se ubican el control de acceso, depósitos de combustible, oficinas y el linde con la explotación anexa de Son Tey. En la parte sur, se ubica la planta de tratamiento minero y otro frente de extracción.

En la declaración de impacto ambiental, se informa de que se prevé una primera fase de explotación por una duración de siete años y una afección de casi 40.000 metros cuadrados, a la que seguirá otra fase con la misma duración sobre un terreno de 193.706 metros cuadrados.

El plan de restauración incluye una remodelación del terreno, que implicará, por ejemplo, que se rebaje la altura de los nuevos taludes de explotación -no así de los ya existentes. Asimismo, en la parte sur, se creará un terraplén en las base del talud que limita con el Área Natural de Especial Interés (ANEI).

En el periodo de exposición pública, varias administraciones emitieron informes sobre el plan de explotación y restauración. Así, el departamento insular de Territorio consideró necesario ampliar la barrera vegetal al sur de la explotación para mitigar los efectos del polvo y el ruido de la explotación, así como para «mejorar la integración paisajística». Consultado al respecto, el ayuntamiento de Sineu entregó un informe fechado en enero de 2021 por el cual la explotación «no dispone de licencia de actividad». La CMAIB marca igualmente otros condicionantes como minimizar las extracciones del acuífero, mediante el uso de aguas regeneradas.

Compartir el artículo

stats