Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i desfent

Fent i desfent | ARCA denuncia la agresiva tala de cipreses en los jardines de la Cartoixa de Valldemossa

Los jardines de la Cartuja de Valldemossa. B. Ramon

Fent | la izquierda la tiene tomada con los árboles

Querida. Pon un gobierno de izquierdas en cualquier ayuntamiento de Mallorca y verás que más pronto que tarde cualquier bosque se convertirá en un solar. Algo parecido ha pasado en Valldemossa, donde los independientes zurdos han acabado con los cipreses que había al lado de la Cartuja. Yo que soy de Sóller algo parecido pasó aquí, donde un gobierno de izquierdas se ganó el apelativo de ser el que más árboles cortó (o se cargó) en años. Simarro todavía se mofa de ello. Mientras tanto, supongo que para hacer la contraria, Hila tiene su contador de árboles en la plaza de España para disimular lo ‘destroyers’ que son algunos alcaldes más allá de la vía de cintura. Dicho eso, pasemos a nuestro salseo, porque últimamente me tienes algo abandonado. Un cotilla de estos a los que acudo para informarme me comentó que eso de instalar en Santa Eugènia placas solares para producir y comercializar energía pública es otro postureo de nuestro Govern. Me comentó que para amortizar la inversión realizada tardaremos años y si el cielo se cubre de nubes, aún más.

Desfent | Ya veo a José Hila como asesor de ayuntamientos

La verdad, querido, es que si tengo que serte sincera aún estoy alucinando por la tala de cipreses en los jardines de la Cartoixa. Y alucino por varios motivos. Uno por la poca sensibilidad que tienen algunos con la vara de mando en su poder para atacar una zona tan emblemática como es la Cartoixa. Segundo, alucino por el poco respeto que se tiene a un jardín histórico y artístico que está incluido en el conjunto de Bien de Interés Cultural. Y tercero, alucino porque esta tala se haya hecho sin que haya intervenido ningún especialista en jardines históricos. Miedo me da ese «plan de embellecimiento» que tanto pregona el alcalde de Valldemosa. Y su argumento de que «cuando tocas un árbol, siempre hay gente que no le gusta», no me vale básicamente porque le ha dado al señor alcalde, nada más ni nada menos, por tocar «un árbol» [como él dice] de un conjunto histórico. Así que voto a favor de que José Hila se convierta en asesor de ciertos ayuntamientos a ver si tienen un poquito más de seny cuando hablamos de árboles. Me ha faltado tu «desde Sóller con amor» pero ya lo escribo yo.

Compartir el artículo

stats