Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maria Antònia Sansó Líder del PP en Manacor

«Manacor tiene problemas de seguridad ciudadana, le falta la tranquilidad que tenía»

«Lo que está provocando la Zona de Prioridad para Residentes es una carencia de aparcamiento y la expulsión de los coches hacia el extrarradio, que ahora está más congestionado», asegura Sansó

«Manacor tiene problemas de seguridad ciudadana, le falta la tranquilidad que tenía»

Hace unas semanas Maria Antònia Sansó (Manacor, 1983) fue reelegida presidenta de la Junta Local del Partido Popular de Manacor. Diplomada en Turismo y licenciada en Dirección y Administración de empresas, hace seis años que entró en política de forma activa. Considera que fue una decisión valiente de la que no se arrepiente. Fue concejala de Economía con el anterior pacto de gobierno PP-El Pi-AIPC, y ahora como regidora en la oposición, busca la manera para que el trabajo interno de equipo vuelva a llevar al PP a una posición líder en las elecciones de 2023.

Cómo entró a formar parte de la política activa. ¿Lo recuerda?

Fue un proceso natural. Trabajaba de economista en Melchor Mascaró cuando me lo propusieron. Era un momento complicado para el partido, después de la salida de Antoni Pastor y la llegada de Nofre Ferrer como nuevo presidente del PP de Manacor. El partido llevaba meses de transición interna… se presentó la oportunidad y decidí salir hacia adelante. Siempre me había gustado mucho el mundo de la política local y aunque no militaba en el partido, sí que seguía semanalmente la actualidad por la prensa.

Ahora con los años, ¿considera que fue una decisión acertada?

Sí, estoy contenta con la decisión. Soy una persona que no se rinde a la primera de cambio, vaya bien o mal. Creo que hay que seguir luchando a diario si piensas que algo vale la pena. A veces se deben tomar decisiones valientes en la vida.

Hace años que el PP inició una travesía política para poder volver a estar donde estaba en Manacor. ¿Lo ve factible?

Son ya seis años. Sobre todo pienso que se ha hecho un buen trabajo interno, del que no se ve, pero que era necesario. Era un partido destrozado, hablando claro… ahora ya empieza a verse la diferencia con el Partido Popular que éramos y el que somos. En estos momentos somos 28 personas en el equipo de trabajo, aunque el mínimo sean 21; lo que quiero decir es que ahora hay gente motivada e implicada en el proyecto, cada uno con una función clara.

¿Por qué no terminaron de ir bien las últimas elecciones municipales?

Por la división del voto de centro-derecha. Si suma verá que los votos están ahí, pero actualmente en Manacor hay más partidos de derechas que de izquierdas, al contrario de lo que ocurría hace unos años. Por eso ahora hemos intentado aglutinar a personas como Pep Català [ex Ciudadanos] o María Mendoza [ex Vox] que hasta ahora estaban en otras formaciones pero que tienen líneas personales de pensamiento como las nuestras. Como le decía, el PP siempre tendrá las puertas abiertas para posicionamientos de centro-derecha. Por separado, muchos de estos nuevos partidos no podrán tener representación municipal y serán votos perdidos.

¿Cuál es el principal problema de Manacor?

Pienso que Manacor, sobre todo en estos dos últimos años, va a peor en un tema tan importante como es la seguridad ciudadana. Nunca habían salido tantas malas noticias relacionadas con el orden público. Lo comparo con el Manacor que yo recuerdo cuando era pequeña y tiene poco que ver, se nota más intranquilidad. Recuperar ese municipio amable es uno de nuestros objetivos como partido.

Ahora hay más presupuesto y más remanentes que nunca para avanzar. ¿No tiene confianza?

Ahora se tienen muchos más recursos y un dineral tanto de presupuesto como en el banco, y en cambio no se nota en la inversión pública. Es cierto que está proyectada alguna obra, alguna plaza, pero con los millones de euros ahora disponibles, los resultados no son los esperados. El Plan General, tal y como está planteado, lo empobrecerá todo aún más, en el sentido de que se cargará el patrimonio que los padres y abuelos habían ido guardando para hijos y nietos durante años; empezando por las fincas que ahora quedarán sin acabar por la reducción de alturas. Además, este plan desincentiva totalmente la inversión privada en Manacor.

¿El Urbanismo es la pieza clave?

Sí, y falla. Falta organizar bien el departamento, cambiar funciones. Hay gente muy buena trabajando, pero hay que diagnosticar mejor los problemas y realizar los cambios necesarios sin miedo.

¿Hay una buena comunicación con alcaldía y el equipo de gobierno?

Un alcalde, sea del partido que sea y solo por el hecho de ejercer la alcaldía debería representar a todos los manacorins, le gusten sus ideas o no… si no, mejor que lo deje. La gente ya tiene demasiados problemas como para que creen nuevos. Miquel Oliver debería solucionar los problemas del día a día y no crear más polémicas. El equipo de gobierno se llena la boca de asambleas y participación, pero después cortan árboles e implantan algo tan sensible como la ZPR sin consultarlo con los vecinos. Parece que hacen las cosas a escondidas y sin consensuarlas, y después deben hacer asambleas ciudadanas para lavar la cara…

¿La Zona de Prioridad para Residentes (ZPR) es un proyecto poco social?

Como le decía deberían haberlo consultado primero con los comerciantes y los vecinos, porque estamos hablando de 67 calles. No estamos en contra de ir ampliando la zona peatonal, pero manera bien hecha, no así; no cerrando de un día para otro. Es una locura que tiene consecuencias comerciales. Si cierras tienes que mejorar y embellecer estas calles antes para que sean atractivas y a la gente le apetezca pasear por ellas. Además, como no acaban de ser peatonales por completo y todavía pasan algunos coches, tampoco puedes ir tranquilo. Creo que el pacto de izquierdas debería escuchar más y echar atrás este proyecto; poner en marcha otro más lento y consensuado. También lo que está provocando la ZPR es una carencia de aparcamiento y la expulsión de los coches hacia el extrarradio, que ahora está más congestionado.

¿Considera que Porto Cristo ha vuelto a quedar en segundo plano con el pacto de izquierdas?

La zona costera en general necesita mucha más inversión. Redistribuir el presupuesto para cada uno de los núcleos teniendo en cuenta sus necesidades, dejando decidir más a quienes viven en ellos. Hay zonas turísticas maduras en las que es necesario invertir.

¿Cómo fueron los años de pacto con la Agrupació Independient de Porto Cristo (AIPC)?

Cuando gobernamos tuvimos una buena relación con AIPC, al igual que con El Pi. Creo que los partidos que conforman este equipo de gobierno no se entienden tanto… ahora veremos cómo terminan.

La limpieza de calles y recogida de residuos tampoco le convence…

Tenemos el contrato más caro de la historia, a la fuerza hay que notar algo, pero en ningún caso es suficiente. Manacor sigue sucio. Deben hacer cumplir el contrato firmado y prestar más atención.

Le digo una serie de nombres y si puede me contesta con una frase. Miquel Oliver.

Alcalde solo para los suyos.

Rafel Nadal.

Hace que Manacor sea fácil de ubicar en un mapa, vayas donde vayas. Todo manacorí cuando va fuera y dice de donde es, la gente lo relaciona enseguida con Rafel Nadal y eso nos debe enorgullecer.

Antoni Pastor.

Fue un buen alcalde y un muy buen político en su momento.

Pedro Sánchez.

El peor presidente que haya podido tener a España. Egocéntrico y mentiroso.

Margalida Prohens.

Es una mujer valiente y una gran líder para el Partido Popular en todos los sentidos.

¿El PP local es también cada vez más femenino?

Está claro que el papel de la mujer en el PP de Manacor cada vez es más importante. ¡No somos pocas!

¿Qué les ha pedido a los Reyes para Manacor?

Dinamizar la economía. Y para eso no hay que poner palos en las ruedas. Cuando una empresa privada quiere venir a Manacor a invertir y se encuentra con este panorama urbanístico y administrativo, acaba por desistir. Hay que poner una solución a los problemas de la plaza de ses Verdures, dar facilidades a aquellos que tienen iniciativa y quieren montar hoteles urbanos, potenciar un turismo vacacional de calidad. Buscar soluciones y no poner problemas a la gente.

Compartir el artículo

stats