Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Unesco pide explicaciones al Consell de Mallorca por el abandono de Almallutx

El Consejo de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos pide explicaciones a la institución ante el creciente deterioro del yacimiento del Gorg Blau. La advertencia se enmarca en la declaración de la Serra de Tramuntana como Patrimonio de la Humanidad

El santuario talayótico del yacimiento de Almallutx corre peligro.

Primer toque de atención de la Unesco al Consell de Mallorca por el abandono del yacimiento de Almallutx, ubicado en plena Serra de Tramuntana, paraje declarado Patrimonio de la Humanidad. La advertencia ha llegado a la institución supramunicipal a través del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (Icomos), organismo asesor de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). En concreto, la comunicación  se ha establecido a través de una carta del Icomos dirigida a la institución de Mallorca pidiendo explicaciones ante el estado de abandono del yacimiento ubicado en el embalse del Gorg Blau

Tal y como ha podido saber este periódico, el autor del escrito es el historiador Jordi Tresserras, presidente del comité nacional español del Icomos. Es profesor de la Sección de Prehistoria y Arqueología de la Universitat de Barcelona y un reconocido especialista en temas de patrimonio a escala mundial. Tresserras decidió redactar esta misiva tras conocer y leer a través de la prensa de la isla la noticia del desprendimiento que había sufrido el santuario talayótico de Almallutx ante la falta de trabajos de consolidación en la estructura. Una información de la que se hizo eco este mismo periódico.

De momento, la institución insular no ha actuado de urgencia en el yacimiento ubicado en Escorca.

El Icomos se ha pronunciado sobre esta cuestión porque es responsable de proponer los bienes que reciben el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad y de llevar a cabo un control y seguimiento de los mismos. Este hecho está vinculado con que la Serra de Tramuntana, donde se ubica este yacimiento tan importante, fue declarada Patrimonio Mundial en la categoría de Paisaje Cultural en junio de 2011, es decir, hace poco más de diez años. 

Los organismos de la Unesco, el Icomos y la UICN, analizaron las 1.000 páginas del documento de la Serra que aportó el Consell de Mallorca para la candidatura y durante los meses anteriores a la declaración se estuvieron desplazando hasta Mallorca inspectores para evaluar la propuesta y analizarla, tanto desde el punto de vista cultural como del patrimonial y natural.

La propuesta de la Serra de Tramuntana como patrimonio de la Humanidad a la categoría de Paisaje Cultural es un ejemplo excepcional de paisaje agrícola mediterráneo por la combinación de los sistemas hidráulicos de origen islámico con sistemas de cultivo de olivo.

La declaración hace especial énfasis en la relación entre el hombre y la naturaleza, la transformación del medio natural original para aprovechar los recursos naturales de la manera más inteligente posible con los medios y los conocimientos de cada época histórica. Las diferentes culturas que han pasado por la isla han dejado su huella en este paraje singular en forma de un patrimonio rico y extenso.

El pasado 29 de junio el Consell conmemoró en un acto central que se celebró en Valldemossa los diez años de esta declaración. Durante el mismo, la Simfònica de Balears interpretó dos piezas de dos compositores mallorquines. 

El santuario talayótico del yacimiento, en peligro

El yacimiento de Almallutx corre peligro. La alarma saltó el pasado mes de octubre, cuando el equipo investigador alertó de la caída de un muro de uno de los santuarios prehistóricos. «Se desplomó por la erosión del agua», explican a este diario los arqueólogos que trabajan en Almallutx. «Esto es debido a la falta de consolidación de estas estructuras. En los años setenta se restauraron y ahora precisarían de una segunda intervención», comenta el equipo, que lleva años denunciando la falta de apoyo institucional.

Ahora mismo el yacimiento está tapado. Los investigadores están preocupados por las intensas lluvias que se han producido en el mes de noviembre. «Cuando sube el nivel del agua en el embalse, es un desastre», apuntan. «En cinco años ha desaparecido parte del yacimiento. Además de necesitarse una intervención para consolidar el santuario, el lugar más icónico de Almallutx, debería llevarse a cabo una excavación de urgencia para no perder información, sobre todo en aquellas zonas que corren más peligro». 

Catalina Cladera, en junio, en Valldemossa, cuando se celebró el acto de conmemoración del décimo aniversario de declaración de la Serra de Tramuntana como Patrimonio de la Humanidad. Rosa Ferriol

Compartir el artículo

stats