Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sant Llorenç arranca la reforma de la plaza que dedicará a los voluntarios de la ‘torrentada’

El Ayuntamiento ‘llorencí’ someterá a consulta popular el futuro nombre de la plaza Jaume Santandreu, más conocida como del ‘Quesito’ - Dos de las propuestas que votarán la ciudadanía son Plaça del Voluntariat o Plaça de la Solidaritat

Un operario tomando las mediciones topográficas y una reproducción de cómo quedará la plaza una vez reformada. B. C.

La reforma de la plaza Jaume Santandreu de Sant Llorenç, una de las más afectadas por la torrentada de 2018, arrancó ayer con la mediciones topográficas, mientras que para la jornada de hoy está prevista una visita de obras, que si no hay novedades dará el visto bueno para iniciar la fase de trabajos cuya empresa adjudicataria es Melchor Mascaró. El proyecto del arquitecto de Felanitx, Pere Bennàssar, cuenta con un presupuesto de 395 mil euros, subvencionados íntegramente por el Consell de Mallorca. El plazo de ejecución es de tres meses. El arquitecto ha proyectado una reforma del mobiliario urbano e iluminación existente, además dispondrá de una zona ajardinada con adoquines que darán continuidad a los existentes actualmente en la calle Mayor, adyacente a dicha plaza.

Cabe recordar que una de las viviendas contiguas a la plaza tuvo que ser derribada después de quedar maltrecha por la torrentada. El Consistorio adquirió los terrenos de esta vivienda, que ahora pasarán a engrandecer el espacio publico. Precisamente en la pared contigua a la casa derribada, que tuvo que se reforzada y que actualmente presenta un color butano, será forrada de marés, para encajarla dentro del nuevo espacio urbano, del cual se eliminará la circulación de vehículos, para dar prioridad a los peatones.

También se cambiará el nombre a la vía pública y dejará de llamarse plaza Jaume Santandreu para adjudicarle un nuevo nombre, un nombre que saldrá de la consulta popular que hará el Ayuntamiento a través de redes sociales. Entre los nombres que se propondrán a los ciudadanos para la aprobación mayoritaria está Plaça de la Solidaritat o Plaça del Voluntariat, en referencia a los hechos acontecidos en octubre de 2018. El Consistorio quiere reconocer así a los numerosos voluntarios anónimos que con su solidaridad ayudaron al pueblo después del desastre de la torrentada de 2018. La popular plaza, conocida coloquialmente como la plaza del Quesito, por su forma triangular, que tanto tiempo lleva sirviendo como zona de aparcamiento para quienes acceden a la calle Mayor o incluso a la misma plaza del Ayuntamiento, dejará de serlo a principios del año que viene, ya que en la reforma se contempla el plan de movilidad urbana sostenible que cuenta el municipio. Un plan que tiene como objetivo implantar formas de desplazamiento más sostenibles dentro del espacio urbano, reduciendo el consumo energético y las emisiones contaminantes, consiguiendo al mismo tiempo garantizar la calidad de vida de la ciudadanía mediante la pacificación de las vías de tránsito.

Sant Llorenç arranca la reforma de la plaza que dedicará a los voluntarios de la ‘torrentada’

Solidaridad con los damnificados de La Palma

Este fin de semana Sant Llorenç ha celebrado la primera Fira del producto y comercio local, que además de recuperar una delicia gastronómica como son Els Rollets, ha estado marcada por la solidaridad con los damnificados del volcán Cumbre Vieja en la isla canaria de la Palma. Tres años después de la torrentada, el artista local, Miquel Forteza Blau, quien la padeció en sus carnes al ser arrastrado algunos Kilómetros y ser rescatado por voluntarios de Protección Civil, ha querido exponer sus dibujos y litografías de toda su vida a la gente de Sant Llorenç a cambio de un donativo, que se destinará a los afectados por el volcán de Cumbre Vieja. La iniciativa Papers per la Palma ha contado con la respuesta de muchos vecinos que se acercaban hasta el puesto para compartir sus donativos, ya que si hay un pueblo que entienda de solidaridad es Sant Llorenç.

Compartir el artículo

stats