Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

El Tribunal Supremo obliga a Felanitx a expropiar un solar del puerto por 5,2 millones

La oposición denuncia que el Consistorio entrará en quiebra tras gastar gran parte del remanente

Imagen del solar que deberá expropiar el Ayuntamiento, ubicado en la urbanización de sa Punta de Portocolom.

El ayuntamiento de Felanitx deberá expropiar por 5,2 millones de euros más los intereses el solar de 8.600 metros cuadrados ubicado detrás de la playa de s’Arenal, en la urbanización de sa Punta de Portocolom. En una providencia dictada el jueves, la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo acuerda la inadmisión del recurso de casación presentado por el consistorio ‘felanitxercontra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) del pasado año 2017 que a su vez desestimaba otro recurso municipal contra la decisión del Jurado de Expropiación Forzosa que había tasado el solar en 4,7 millones de euros, cantidad que finalmente ascendió hasta los 5,2 millones tras el recurso fallido del Ayuntamiento ante el TSJB.

 El Supremo ha considerado que el recurso de casación del Consistorio carece de «fundamentación suficiente» y de «interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia», por lo que decide desestimar la apelación e imponer las costas procesales al Ayuntamiento, fijadas en mil euros «en favor de cada una de las partes recurridas y personadas que se han opuesto a la admisión».

El conflicto se inició en los años 80, cuando el Ayuntamiento, después de haber autorizado una urbanización en unos terrenos, recibió a cambio el citado solar de 8.600 metros para destinar a zona verde. Finalmente, los propietarios no pudieron llevar a cabo la urbanización prevista porque una ley autonómica protegió los terrenos, por lo que la propiedad exigió la expropiación del solar que había cedido. Entonces se inició un largo litigio judicial que ha culminado con la decisión del Tribunal Supremo.

El fallo judicial podría dejar al Ayuntamiento en una delicada situación económica, según sostienen los grupos de la oposición. En este sentido, el Bloc per Felanitx ha asegurado este viernes que el Consistorio «no podrá hacer frente a la sentencia» porque la política de «gasto desmesurado» del actual equipo de gobierno (formado por El Pi, el PP y el regidor no adscrito Joan Aznar) «ha agotado los ocho millones de remanente de tesorería que el anterior equipo de gobierno había ahorrado». El Bloc calcula que, con los intereses, el Ayuntamiento deberá pagar unos siete millones a la propiedad.

El portavoz del Bloc, Miquel Lluís Mestre, explica que de los ocho millones de remanente «ahora solo quedan dos y medio» debido a las «distintas modificaciones de crédito aprobadas en solitario por el gobierno local durante este año 2021 para inversiones y gastos que podían esperar». «Ahora el Ayuntamiento estará en quiebra y deberá pedir un crédito hipotecando a los vecinos para los próximos veinte años», concluye.

Por su parte, el PSOE también ha expresado su «preocupación sobre el estado crítico de la economía municipal» para hacer frente a la sentencia y ha añadido que «los ciudadanos de Felanitx no merecen unos gestores que priorizan el clientelismo por encima de los intereses de los vecinos y dejan una herencia de deuda para los próximos años».

El alcalde de Felanitx, Jaume Monserrat (El Pi) ha comparecido este viernes por la tarde en rueda de prensa para asegurar que el Ayuntamiento «respetará y acatará» la sentencia que obliga a expropiar el solar de sa Punta y que el Consistorio tiene una disposición de tesorería de 11,86 millones de euros, «cuantía suficiente» para pagar los 5,2 millones de euros más los intereses, que calculó en un millón de euros adicional.

Monserrat ha anunciado también que el Consistorio estudia la posibilidad de demandar al Govern porque es «parte implicada» en esta resolución judicial y admite que, a pesar del pago millonario, la institución se siente «aliviada» por resolver un expediente que viene condicionando los presupuestos municipales desde hace años.

Compartir el artículo

stats