Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvem Portocolom: «El ‘Moll’ de piedra tendrá el alma de hormigón»

Salvem Portocolom: «El ‘Moll’ de piedra tendrá el alma de hormigón»

Salvem Portocolom ha puesto el grito en el cielo. Están decepcionados pero confiesan que no es la primera vez cuando se trata de una obra de Ports IB . En sus redes sociales, la plataforma ha compartido dos imágenes: una de las obras que se están ejecutando en el Moll de sa Duana donde se aprecia un muro de hormigón y otra del muelle antes de arrancar la reforma. «¿A eso Ports IB lo llama respetar la técnica constructiva?», se pregunta la entidad. «El precioso muelle de piedra de Portocolom, que tiene cerca de 130 años, ahora tendrá el alma de hormigón. El cemento lo arregla todo en Mallorca», critica la plataforma.

Su portavoz, Miquel Ángel Lobo, no esconde su sorpresa. «Siempre se ha mantenido un muro de hormigón en el proyecto pese a que la plataforma nunca lo ha aceptado porque cuando hablamos de restaurar nos referimos a que la obra debe ser reversible y un muro de hormigón no hace que sea reversible». «Ports IB se ha encargado de anunciar a bombo y platillo que se respetaba la técnica constructiva pero no lo ha hecho al 100%. Una parte sí se respetará, pero en gran parte, no», explica. «No es una cuestión únicamente estética, es que hablamos de una obra histórica», puntualiza para que la gente comprenda la decepción de la plataforma. «La estética nos es indiferente. Lo que queríamos era que las futuras generaciones conocieran el Moll tal y como era. Una vez más nos hemos decepcionado con las maneras de proceder de Ports IB», zanja Lobo.

En la misma línea se pronuncia Jaume Adrover, también integrante de la plataforma. «Ports IB ha ido haciendo una política comunicativa centrada en que había consenso pero nunca ha sido así. Nosotros nunca hemos estado de acuerdo. Nos hemos quedado con las ganas de que nos escucharan un poco más», admite. «Hemos intentado dar un voto de confianza pero cuando ves cómo se van ejecutando las obras, uno pone en duda que termine bien». «Es verdad que había «voluntad de rectificación pero era difícil cuando la adjudicación ya estaba hecha». Desde el minuto uno hemos mantenido que era necesario un restaurador en esta reforma. Es verdad que la técnica se ha respetado parcialmente pero no podemos competir con la maquina comunicativa de Ports IB». «Se ha logrado rectificar el desastre pero en el seno de las entidades hay una gran decepción. Ver el muro de hormigón nos ha hecho mucho daño. Ya veremos el resultado final, pero la esencia del Moll ya no será la misma», admite Adrover.

El Bloc per Felanitx ha sido el primero en dar la voz de alarma: «Ports IB vuelve a mentir y engaña a los ciudadanos. Dijeron que respetarían la técnica constructiva pero aquí tenemos el bloque de hormigón», han denunciado. Admiten que es verdad que una parte de hormigón habría pero «nunca se imaginaban una mole como la que han hecho». Todo ello, asegura Miquel Lluís Mestre, es porque buscan sacar una rendimiento económico y colocar la grúa para sacar las embarcaciones. «Si fuera para pasear los residentes no sería necesario el hormigón», lamenta Mestre que aboga porque la grúa siga en el muelle comercial como este verano.

Ante estas críticas, Ports IB ha destacado que las obras se hacen de acuerdo con la comisión de seguimiento y siguiendo las recomendaciones de Patrimoni y la supervisión de expertos que atienden tanto los criterios de seguridad como de protección patrimonial».

Compartir el artículo

stats