Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pi echa el freno y retira la moción que pedía prohibir las terrazas de Santa Catalina de Sóller

El portavoz Jaume Bestard defiende que existe un "problema de convivencia en el barrio"

Imagen del barrio de Santa Catalina, en el Port de Sóller.

Pleno movido el que se celebró ayer en el ayuntamiento de Sóller en el que el tema estrella de debate se derritió como un azucarillo cuando el PI decidió retirar la moción que pedía prohibir la instalación de terrazas en las calles de la barriada de Santa Catalina, en el Port de Sóller.

A pesar de que retiró la propuesta, el portavoz de los regionalistas, Jaume Bestard, defendió el texto de la moción asegurando que existe un “problema” de convivencia en el barrio, y por eso apeló a la constitución de una mesa de diálogo en la que estén presentes vecinos, restauradores y representantes de todos los grupos políticos del ayuntamiento.

La propuesta de crear este foro no despertó el entusiasmo del resto del hemiciclo municipal, en tanto que el resto de partidos, incluso los socios de gobierno, criticaron duramente la propuesta inicial de prohibir la instalación de terrazas en las calles Sant Ramon de Penyafort, Santa Catalina y Santa Apol.lònia a partir del próximo año. Bestard tuvo que soportar duros reproches por parte de los portavoces en el ayuntamiento.

En las últimas 24 horas, la moción del PI suscitó un tenso debate, especialmente en el barrio de Santa Catalina. A última hora del lunes, los representantes de los regionalistas mantuvieron un encuentro con vecinos de la zona para explicarles su propuesta, a pesar de que no agradó.

En el turno de ruegos y preguntas de ese mismo pleno, un vecino de la zona sí pidió medidas para el control de las terrazas alegando molestas y ruidos.

Compartir el artículo

stats