Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transporte público

La primera reunión entre el comité y SFM concluye sin ningún acuerdo

Los representantes de la plantilla lamentan el silencio de la empresa sobre el modelo de gestión del futuro tranvía

Imagen del interior de un vagón, este pasado martes, día de la tercera jornada de huelga de trabajadores.

El primer contacto entre los representantes políticos de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) y miembros del comité de empresa se ha celebrado este miércoles por la mañana en las oficinas centrales de la empresa pública y ha concluido sin ningún acuerdo que permita poner fin a la huelga parcial que desde el pasado 27 de octubre llevan a cabo los trabajadores para reivindicar una mayor apuesta por el transporte público ferroviario en la isla. Los representantes de la plantilla fueron citados a las 22,45 horas del pasado martes para que acudieran el miércoles a las 11 horas a la sede de SFM para llevar a cabo la primera toma de contacto entre ambas partes.

Sin embargo, el encuentro no ha sido todo lo fructífero que esperaba el comité de huelga, que lamenta la falta de resultados y denuncia que la convocatoria ha sido «sencillamente para cubrir el expediente». «No parece factible un acuerdo, cuando el gerente de empresa es incapaz de informar del mínimo detalle sobre el proyecto del tranvía», señala el comité en referencia a las reivindicaciones de la plantilla para que SFM asuma la gestión directa sobre el futuro tranvía de la Platja de Palma ante las sospechas de que la Conselleria tiene intención de externalizar el servicio.

«No hay respuesta, se ocultan los planteamientos del tranvía y menos cómo encajar la empresa pública en el crecimiento de recursos dentro de la gestión de los fondos europeos en movilidad», han añadido las fuentes del comité, que inciden en la posibilidad de que el Govern pueda «destinar todos los fondos del tranvía a montar chiringuitos privados que ganarán millones», mientras «no hay intención de dar un euro» para que SFM pueda crecer en recursos. 

Tras la reunión fallida, el comité de huelga ha echado en falta alguna manifestación de SFM que permita depositar esperanzas en una futura mejora de la realidad de la empresa pública, como el aumento de la plantilla de trabajadores, la reducción de horas extras y una mayor «flexibilidad».

Durante la reunión, siempre según la versión de los trabajadores, tanto el gerente como un representante de la conselleria de Trabajo se habrían dedicado a «tomar nota» de las reivindicaciones, algo «ya verbalizado hasta la saciedad», según el comité, que lamenta que no se produjera «ninguna aportación para buscar soluciones».

Compartir el artículo

stats