Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor, pionero en implantar un sello verde para comercios sostenibles

El Plan de Prevención de Residuos arranca con esta primera iniciativa en asociación con la Fundación Rezero y un coste de 10.000 euros

Manacor, pionero en implantar un sello verde para comercios sostenibles

A veces el desconocimiento nos lleva a buscar tiendas ecológicas, de comercio justo o de productos a granel fuera de nuestra ciudad, lo cual en la mayoría de ocasiones supone un viaje (y una contaminación) en vehículo privado, que tira por tierra lo que en principio andábamos buscando: la sostenibilidad. «Por eso creemos en la importancia de este proyecto», explica Sebastià Llodrà, concejal de Medio Ambiente de Manacor, municipio pionero en Balears a la hora de implantar el denominado ‘certificado verde’ exclusivo para determinados establecimientos.

«En solo dos días de huelga de basuras pudimos ver las cantidades ingentes de residuos que se generan en horas y la importancia no solo del reciclaje, sino de la apuesta, por ejemplo, por la reducción de envases». Es por ello que partiendo de la base del Plan de Prevención de Residuos aprobado por el consistorio hace solamente unos meses, las delegaciones de Comercio y Medio Ambiente, se han unido en la primera acción para revertir las cosas a nivel local. «Acciones concretas que se implementarán cada año con una partida presupuestaria concreta», añade la concejala Maria Antònia Truyols. En este caso de 10.000 euros.

En todo caso, la iniciativa llega para quedarse. La estrategia es la siguiente: el ayuntamiento manacorí ha firmado un convenio de colaboración con la fundación Rezero, para dotar a los comercios que lo merezcan (y pasen el examen) del sello de comercio verde, a partir del cual vendrán relacionados cursos de formación, guías, audiovisuales o un mapa interactivo que sirva para promocionar «una labor que en muchos casos ya existe pero que falta potenciar o poner en valor», reclama Roser Badia, responsable de Rezero, que cuenta ya con una experiencia de diez años en Cataluña y más de 600 comercios reconocidos.

Las pautas

Las pautas para poder obtener el sello verde son sencillas aunque conlleven un compromiso ecológico: en primer lugar deben ser comercios de proximidad, de barrio y que faciliten el consumo sin desplazamientos ni huella de CO2. Después, deben cumplir con por lo menos una de estas premisas (dependiendo del producto que vendan): tener más del 50% de venta a granel, posibilitar el retorno y reutilización de los envases, tener un 60% o más de productos de proximidad, algún tipo de certificación ecológica, vender productos de comercio justo o destinados al ahorro energético o de agua.

«Lo que nos interesa es darles un valor añadido, otorgarles fuerza en detrimento de la compra virtual. Durante la pandemia nos dimos cuenta de la gran importancia que el producto de proximidad tiene en nuestras vidas», concluye Truyols. A partir de las entrevistas que los técnicos de comercio y medioambientales comenzarán a hacer durante esta semana, se determinará la red local «que se irá promocionando a su vez por redes sociales» y que podrá consultarse a través de la web comercverd.rezero.cat.

Todo ello coincidiendo con el inicio de la campaña navideña, con el fin de ofrecer un primer estímulo tanto a comerciantes como a usuarios. 

«Del mismo modo, a partir del mes de enero, todos aquellos establecimientos que quieran entrar y obtener el certificado distintivo, podrán hacerlo siguiendo cursos de formación específica en los cuáles les explicaremos cómo y les daremos las estrategias», resume Badia.

Compartir el artículo

stats