Estos días las redes sociales de Campos echan humo por el caso Aksel, el trabajador municipal que ha denunciado al regidor de Deportes Jaume Vidal por las amenazas recibidas. «Cuidado por Campos que vas a acabar mal», le espetó el edil. Hay comentarios para todos los gustos. En los corrillos políticos, la expectación iba en aumento, sobre todo, en el banco de la oposición ante la sesión plenaria convocada para este jueves. El caso es que el tema de Aksel Barrios, sus quejas laborales, su denuncia al titular de Deportes y los pósters de mujeres desnudas y semidesnudas que adornaban la sala de descanso de la brigada municipal han pasado de puntillas por la sesión plenaria. El tema se ha despachado «en cinco minutos».

Como ruego | La oposición pide una reunión de portavoces informativa

El tema es que por los plazos que rigen las sesiones plenarias, el caso de Aksel Barrios no ha podido ser incluido como pregunta. De todas formas, la portavoz de Més per Campos, Anabel Riveras, ha reconvertido un ruego como pregunta. «Formamos parte del Consistorio y nos sentimos afectados. Por ello, ruego que se recopile toda la información sobre el caso», ha solicitado la formación, que también ha pedido la convocatoria de una junta de portavoces para explicar todo lo recopilado. En el mismo sentido se ha pronunciado Endavant Campos. Cuando saltó la noticia, la alcaldesa Francisca Porquer ya dio las explicaciones pertinentes en un comunicado, unas justificaciones que se han recordado en el pleno.

A puerta cerrada Sin difusión

La portavoz municipal de Més per Campos ha criticado que de nuevo la sesión plenaria en el Ayuntamiento haya sido a puerta cerrada. Sin público. Se trata de una medida preventiva debido a la situación de la pandemia que estamos viviendo y que así ha aprobado el equipo de gobierno con su mayoría absoluta pero viene levantando las críticas en la formación ecosoberanista que también reprocha que se graben las sesiones pero que luego no se cuelgue dicha retransmisión.