Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recientes analíticas detectan contaminación fecal en el entorno del CN del Port de Pollença

Los resultados de las muestras recogidas junto a la escollera del puerto deportivo arrojan niveles de enterococos intestinales que multiplican por tres el máximo permitido

Imagen aérea que muestra el punto donde se detectaron los mayores niveles de contaminación.

Imagen aérea que muestra el punto donde se detectaron los mayores niveles de contaminación. ADPP

El Port de Pollença sigue sin superar el problema de contaminación fecal en las aguas de la bahía. Recientes análisis encargados por la Associació per a la Defensa del Port de Pollença han vuelto a detectar preocupantes niveles de partículas contaminantes en el entorno del Club Náutico de la localidad costera, en un punto próximo a un antiguo emisario ubicado en la escollera del puerto deportivo que, teniendo en cuenta el resultado de los sondeos, seguiría vertiendo aguas sucias al mar, a pesar de que la citada asociación asegura que en una reciente reunión con la conselleria de Medio Ambiente se les informó de que el emisario estaba clausurado.

De las ocho analíticas efectuadas el pasado 20 de julio en distintos enclaves del litoral del puerto pollencí por el Centre Balear de Biologia Aplicada S.L. a raíz de un encargo de la citada asociación vecinal del Moll, dos arrojan resultados muy preocupantes porque superan de forma amplia el límite máximo de partículas fecales tomado como referencia para determinar si el agua marina es o no apta para el baño.

En concreto, los sondeos realizados en la zona próxima a la escollera del Club Náutico, donde el pasado 4 de julio se tomaron unas imágenes en las que se apreciaba una gran mancha marrón en el mar, multiplican por tres el límite máximo permitido de enterococos intestinales, uno de los indicadores que determinan la contaminación fecal del mar.

En este punto, los análisis detectaron la presencia de 553 enterococos por 100 mililitros, cuando el máximo permitido para que el agua sea considerada apta para el baño se sitúa en los 185 por 100 mililitros.

Análisis en la playa

Por otra parte, la otra analítica cuyos resultados son muy negativos se efectuó el mismo día en la playa ubicada junto a la piscina de los apartamentos Daina del Moll pollencí, ubicada a poca distancia del Club Náutico. En este enclave se detectaron hasta 988 unidades formadoras de colonia (ufc) por cada 100 mililitros de la bacteria Escherichia coli, el otro indicador principal de la contaminación fecal. El máximo permitido es de 500 ufc por 100 mililitros, por lo que el nivel de Escherichia coli en esta zona del litoral prácticamente dobla las cifras recomendadas. Las aguas no serían aptas para el baño el día en que se tomaron las muestras.

Además, las muestras recogidas en la misma playa en dirección a Albercutx también registraron elevados índices de Escherichia coli. En concreto, se detectaron 364 ufc por 100 mililitros, una cifra que, si bien no supera el máximo permitido (500) confirman claramente que existe un problema de contaminación fecal en la bahía cuyos datos oscilan, pero casi siempre detectan presencia de partículas contaminantes.

La Associació per a la Defensa del Port de Pollença, creada hace meses para hacer frente a los frecuentes problemas de contaminación, publicó ayer estos datos en las redes sociales y volvió a preguntarse si el Ayuntamiento, en vistas de los resultados, «seguirá sin reconocer que tenemos un problema».

Manchas marrones junto a la escollera del CN

Esta imagen fue tomada el pasado 4 de julio junto a la salida de un antiguo emisario ubicado en la escollera del Club Náutico. El día 20 una empresa especializada tomó muestras de agua y los resultados multiplican por tres los máximos permitidos de enterococos intestinales.

Esta imagen fue tomada el pasado 4 de julio junto a la salida de un antiguo emisario ubicado en la escollera del Club Náutico. ADPP

Compartir el artículo

stats