Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sineu eliminará los árboles de un tramo del vial de circunvalación para ampliar las aceras

La oposición denuncia que la intervención alterará la imagen de una de las fachadas de la localidad

Algunas de las moreras que se eliminarán con el proyecto de ampliación de las aceras.

Algunas de las moreras que se eliminarán con el proyecto de ampliación de las aceras. J. Frau

Polémica a la vista en la localidad de Sineu. El ayuntamiento del municipio del Pla, gobernado por un pacto entre PP y Ciudadanos, tiene intención de eliminar la mayoría de los árboles del tramo del vial de circunvalación ubicado entre el cuartel de la Guardia Civil y la carretera de Sant Joan con motivo de las obras de ampliación de las aceras que pretende ejecutar el equipo de gobierno.

Durante el último pleno de la corporación, celebrado el lunes por la noche, a raíz de una pregunta del exalcalde y actual portavoz de Gent x Sineu, Miquel Gelabert, el actual alcalde Tomeu Mulet (PP) confirmó la intención de eliminar la mayoría de los árboles (principalmente moreras) en el citado tramo del vial porque las raíces «levantan las aceras». «Muchos de los árboles tendrán que eliminarse y otros podrán mantenerse, sobre todo los ubicados en el entorno del Pou Llavoner», apuntó el regidor popular.

La intención del Consistorio sineuer es la de ampliar las aceras del vial, un proyecto similar al ya ejecutado en el tramo de la ronda de circunvalación comprendido entre la carretera de Lloret y el cuartel de la Guardia Civil, donde ya fueron retirados los árboles que entorpecían el proyecto.

Impacto sobre la fachada

La oposición manifestó su rechazo a la actuación municipal al considerar que la localidad «perderá una de sus fachadas características», en palabras del exalcalde Gelabert, además de la pérdida que ello supondrá para el medio ambiente. Cabe recordar que el vial que rodea el pueblo es muy utilizado por los vecinos para practicar deporte y los árboles aportan sombra a lo largo de la ruta.

No obstante, el Consistorio cree que el proyecto de ampliación de las aceras para facilitar precisamente el paseo de los vecinos es incompatible con el mantenimiento de los árboles. En este sentido, el alcalde Tomeu Mulet aseguró que el equipo de gobierno «ha estudiado bien» el proyecto y ha constatado que «hay árboles que levantan toda la acera». Al parecer, el Consistorio solicitó el asesoramiento de técnicos paisajistas y estos recomendaron la eliminación definitiva de las moreras por los daños que causan las raíces sobre el pavimento.

Desde la oposición de Gent per Sineu reclamaron al pacto municipal que busque otras alternativas a la eliminación de los árboles del vial con el objetivo de «conservar este enclave de Sineu tan característico». «No queremos que cambien los árboles, queremos que el equipo de gobierno busque soluciones conservando los árboles existentes y que sea respetuoso con el entorno y con los viandantes», añadió Miquel Gelabert.

A su entender, las moreras aportan «verdor» a la zona, que constituye una de las postales de la zona sur de la localidad del Pla. Además, Gent per Sineu asegura que esta cuestión «provoca mucha inquietud entre los ciudadanos» porque peligra el aspecto actual de una de las entradas a la localidad desde los pueblos vecinos de Petra y Sant Joan.

Durante el pleno del lunes, el alcalde Mulet no concretó cuando se iniciarán las obras de ampliación de las aceras en este punto del vial de circunvalación y tampoco se comprometió a estudiar posibles alternativas a la eliminación de los árboles.

Preocupación por la falta de efectivos de la Guardia Civil

Durante el pleno, con motivo de una interpelación de Gent per Sineu, el alcalde Tomeu Mulet confirmó que hay preocupación tanto en el municipio como en las localidades vecinas del Pla por la «reestructuración» de los cuadrantes de la Guardia Civil en la comarca que se traducirá en una reducción de los efectivos en Sineu, Lloret, Costitx y Sencelles, municipios que «se han unido» para presionar a la comandancia de Inca con el objetivo de frenar la partida de los agentes destinados en sus localidades. Mulet aseguró que se ha reunido con los mandos de Inca para «trasladarles esta preocupación» y que estos le contestaron que «estudiarían» la propuesta. «De momento, todo sigue igual», apuntó el alcalde.

Por otra parte, la oposición criticó el pase de agentes de la Policía Local a la segunda actividad alegando que «no es el momento» debido a la falta actual de efectivos policiales.

Compartir el artículo

stats