Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salubridad

Los últimos análisis del agua corriente de Sineu reiteran que solo es apta para lavar

La concesionaria admite que la mala calidad del líquido en el Pla solo podrá corregirse a largo plazo con la red en alta del Govern

En Sineu el agua no sale de las fuentes públicas porque su consumo es perjudicial para la salud. j. frau

La empresa Hidrobal, concesionaria del servicio de agua potable en los municipios del Pla, admite que la única solución contra la mala calidad del líquido que distribuye en esta comarca de Mallorca, con una elevada concentración de nitratos, pasa por la interconexión hídrica con la red en alta del Govern. Solo la ejecución de este ambicioso proyecto que canalizaría agua procedente de sa Costera de Sóller aportará una solución definitiva a un problema endémico que provoca un profundo malestar en los pueblos del Pla, donde los abonados denuncian que pagan tarifas de agua potable cuando en realidad el líquido no es apto para el consumo humano, tal y como constatan las continuas analíticas realizadas por la concesionaria. El último caso conocido es el del municipio de Sineu.

En este sentido, el gerente de Hidrobal, Guillermo Carbonero, explica que las soluciones a corto y medio plazo no son efectivas contra este problema. "Podemos hacer pequeñas plantas de tratamiento para cada uno de los once municipios del Pla, pero en dos o tres años volveremos a tener el mismo problema, ya que es perjudicial para los acuíferos", señala.

A su entender, la interconexión con la red en alta del Govern es la única solución a largo plazo. "Se han iniciado gestiones con Abaqua para realizar el proyecto, que debería ejecutarse en diferentes fases; solo de esta forma habría agua de calidad y los acuíferos podrían regenerarse", apunta Carbonero. La posibilidad de solicitar autorizacion para abrir nuevos pozos tampoco se contempla como una solución. "Sanidad no nos autorizaría", señala el gerente.

El motivo es la cantidad de nitratos que presenta el agua ya sea por la filtración de agua marina o bien por la elevada incidencia de los abonos agrícolas, además de los problemas de aguas fecales que se producen en algunas zonas. El gerente de Hidrobal admite que el agua supera los límites recomendados de nitratos, aunque los niveles "no son preocupantes ni alarmantes". "Antes el límite de nitratos se situaba en los 100 miligramos por litro de agua, pero en 2003 se limitó a 50 miligramos para adaptarse a la normativa europea", recuerda. Desde entonces se obliga a informar a la población de los niveles de nitratos que presenta el agua de la red pública.

El caso de Sineu

La empresa Hidrobal ha distribuido junto con la última factura una circular dirigida a los abonados de Sineu en la que informa que el líquido sigue sin ser apto para el consumo humano debido a los elevados niveles de nitratos.

En la misiva, la concesionaria explica que "los controles que ha ido realizando Hidrobal de manera continuada muestran que el problema persiste, por la cual cosa el agua se sigue considerando no apta para el consumo humano". Añade que "mientras dure esta situación, el agua no se puede utilizar para beber ni para cocinar; en cambio, sí se puede utilizar para ducharse, lavar la ropa o los utensilios de cocina, sin riesgo para la salud".

La empresa precisa que, al igual que en pasadas analíticas, el agua se considera no apta para el consumo debido a "diversos parámetros que superaban los valores máximos permitidos por el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero por el cual se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano". En ocasiones se llegaron a contabilizar hasta 63,5 miligramos de nitratos por litro de agua, cuando el nivel recomendado es de 50 miligramos.

Los problemas de la falta de potabilidad del agua pública de Sineu se arrastran desde el pasado año 2005. Casi quince años después, ni la concesionaria ni la administración pública han sido capaces de encontrar una solución a una problemática que provoca un profundo malestar en el municipio.

La carta distribuida por Hidrobal asegura que "se está trabajando continuamente con el Ayuntamiento y otras administraciones para solucionar el problema; esperemos en breve poder informar de una solución al problema".

Desde el Ayuntamiento, gobernado por PP y Ciudadanos, tampoco se ofrecen soluciones a corto plazo.

En un folleto informativo editado recientemente, el PP explica que el alcalde Tomeu Mulet asistió en octubre a una reunión con la dirección de Abaqua, un encuentro que sirvió para "trasladar a los políticos de Palma.

Los populares de Sineu lamentan que el Govern de Francina Armengol "ha respondido que no tienen planificado resolver el probema durante esta legislatura".

Interconexión

La vieja demanda de conectar hacia los municipios del Pla el agua procedente de la red en alta del Govern, que llega hasta el vecino municipio de Maria de la Salut, no se realizará a corto plazo, tal y como confirmó hace unas semanas la dirección general de Recursos Hídricos. La interconexión hídrica del Pla de Mallorca es un ambicioso proyecto de unos 20 millones de euros que intentó ejecutar hace unos años la Mancomunitat del Pla pero que tuvo que abandonar por falta de competencias.

De momento, los proyectos que sí se llevarán a cabo en los próximos años pasan por suministrar agua de la red en alta del Govern desde Maria de la Salut hasta Petra y Maria de la SalutPetraAriany. Ambos proyectos ya han iniciado la fase administrativa y serán pronto una realidad.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Sineu quiere incorporar agua de calidad a la red para reducir los nitratos

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats