El pleno del Ayuntamiento de Palma que este jueves tenía que debatir y ratificar las propuestas de nombramientos de los consejos rectores y de administración de las empresas municipales ha sido desconvocado tras no alcanzarse un acuerdo entre el PP y la oposición, entre la que se incluye a Vox.

Fuentes municipales han explicado que el pleno ha quedado aplazado para "poder seguir negociando" la composición de estos órganos, cuyos miembros proponen los grupos políticos.

Este mediodía, la portavoz del Ayuntamiento, Belén Soto, había trasladado en rueda de prensa que la Junta de Gobierno había aprobado una propuesta de nombres que se iba a votar. La portavoz, sin embargo, no había detallado los nombres porque se tenían que debatir y votar este jueves.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Javier Bonet, ha explicado que los partidos políticos han pasado sus propuestas a la secretaría del Ayuntamiento, así como sus miembros para los consejos de administración de las empresas públicas.

El propio Bonet ha admitido que ha habido un partido de la oposición que ha pedido "más representación", aunque ha explicado que los cambios, a día de hoy, no pueden hacerse hasta que no se hayan constituido las nuevas juntas.

En todo caso, Bonet ha matizado que "hay cosas que son innegociables". El 'popular' ha expresado su "perplejidad" después de que los partidos hayan votado en contra a los nombres que ellos mismos habían enviado.

Desde Vox, por su parte, Fulgencio Coll ha considerado que la desconvocatoria del pleno es consecuencia de "la situación de debilidad en que se encuentra el equipo de gobierno".

En todo caso, según han explicado en una nota de prensa, Vox había presentado este miércoles cuatro enmiendas para el pleno en las quedejaba de manifiesto la "falta de proporcionalidad" en la composición de los miembros en los consejos de administración de las empresas municipales.

"Con esta decisión el equipo de gobierno dilata la inestabilidad en la que se encuentra el Ayuntamiento de Palma", ha concluido.

Así, para Vox, la EMT, la Empresa Funeraria Municipal, la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Proyectos (SMAP) y Emaya deberían contar con dos consejeros de su formación, en la línea con la proporcionalidad de las comisiones de pleno. La propuesta que se iba a debatir daba un consejero a cada partido de la oposición.