Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo emisario costará 72 millones y saldrá de la pradera de posidonia

Presentadas nueve ofertas para las obras de la nueva depuradora con un coste de 142,6 millones

Reunión entre responsables de Acuaes y Emaya. EMAYA

Si entre 2001y 2014 las inversiones del Govern con dinero procedente del canon de saneamiento fueron de tan solo 29 millones, siendo nulas en el período 2011-2015 a partir de 2015 esta situación se revierte y se consigue alcanzar un acuerdo con la conselleria de Medio ambiente con el fin de financiar en el período de 2015 a 2019 obras por un importe de 35 millones de euros. No obstante, el balance es aún negativo, puesto que se calcula que «el déficit histórico» de inversiones con dinero procedente del canon supera los cien millones.

Entre los proyectos que se han financiado con la aportación del canon se incluyen el nuevo colector interceptor y tanque de tormentas, cuyas obras están a punto de finalizar y que permitirán eliminar el 90% de los vertidos que actualmente se producen a la bahía cuando llueve.

También se consiguió financiación del Gobierno central para la nueva depuradora y el emisario submarino. La redacción del proyecto y ejecución de las obras de la nueva planta por un importe de 142,6 millones se está licitando y se han presentado nueve ofertas. Asimismo, Emaya y Acuaes están a punto de firmar el convenio que permitirá a la empresa estatal la construcción del nuevo emisario submarino que, tal como solicitó Emaya, tendrá una longitud total sumergida de 1.172 metros con el fin de verter fuera de la pradera de posidonia con un coste de 72 millones.

Compartir el artículo

stats