Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJB da la razón al Consell por preservar ses Fontanelles

La promotora había recurrido el Plan de Equipamientos Comerciales de Mallorca (PECMA) alegando defectos de forma en la tramitación, indefensión y la invasión de competencias del ayuntamiento de Palma

Imagen de la urbanización de ses Fotenelles para construir un centro comercial. | Mazmen

Nuevo varapalo judicial para la promotora del centro comercial de ses Fontanelles en Palma. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) desestima por completo el recurso que interpuso Unibail Rodamco Palma SLU, impulsora de la zona comercial, contra la aprobación del Plan de Equipamientos Comerciales de Mallorca (PECMA) del Consell de Mallorca. La promotora alegaba defectos de forma en la tramitación, indefensión y la invasión de competencias del ayuntamiento de Palma por parte del PECMA, que elimina el uso comercial en la zona de ses Fontanelles y en toda la Platja de Palma.

La promotora de ses Fontenelles exigía en su recurso, entre otras cosas, la «nulidad de pleno derecho de la zonificación comercial del municipio de Palma impulsada por el Consell, la nulidad de la exclusión del ámbito de Platja de Palma del Nivel 1 de usos comerciales reconocido al núcleo principal del municipio de Palma, vulneración de competencias municipales en materia de ordenación urbanística y la vulneración de la ley de ordenación territorial al regular el PECMA aspectos reservados a los Planes Territoriales Insulares».

Sin embargo, la resolución del TSJB certifica el hecho de que el PECMA es ordenación territorial y no invade el «marco legislativo de la libre competencia ni de la legislación de comercio» y recuerda las atribuciones que las leyes otorgan a la naturaleza de los planes directores sectoriales de equipamientos comerciales, como es el caso del PECMA, que elabora el Consell de Mallorca.

Sobre las competencias municipales y la presunta invasión que alega la promotora de ses Fontenelles, la sentencia le recuerda a la entidad recurrente que tan solo cuenta con una licencia otorgada en su día por el Govern (en tiempos de Jaume Matas) y carece de la urbanística del ayuntamiento de Palma y de la licencias de actividades. Por consiguiente, considera que la tramitación solo está en sus inicios. Pese a ello, sí que es cierto que la urbanización de la zona donde se pretendía ubicar el centro comercial ya está hecha.

La promotora de ses Fontanelles también pedía la nulidad del Plan de Equipamientos del Consell, ya que en el pleno insular que se aprobó el PECMA no se leyeron sus artículos. De igual modo, apuntaba que fue modificado sin pasar por una nueva audiencia pública. Todos estos argumentos también son rechazados por el TSJB, que argumenta que los integrantes del pleno tenían la documentación por escrito, no era necesaria su lectura y que la aprobación «se ajusta a derecho».

La sentencia también avala la estrategia del Consell de fijar una segmentación de la tipología de equipamientos comerciales en función de su alcance, ya sea local, comarcal o insular. Ello refuerza la teoría de la institución insular de que el Plan de Equipamientos Comerciales es una norma territorial, aspecto que intentaba desmontar el recurso de la promotora de ses Fontenelles.

Según el escrito de alegaciones del Consell, todas estas medidas previstas en el PECMA permitían «dimensionar los equipamientos comerciales sin generar tensiones territoriales ni ambientales, y sin perjudicar la dimensión de las infraestructuras disponibles, especialmente en aquellos tramos de saturación de vías de alta capacidad de tráfico».

Anteriormente el TSJIB ya había dictado otra sentencia, la número 515/2021, de 4 de octubre, en el que también desestimaba íntegramente las pretensiones de anulación del PECMA instada por la patronal de grandes superficies (ANGED), sentencia que en estos momentos se encuentra recurrida ante el Tribunal Supremo.

zona húmeda

Por otra parte, el Tribunal Supremo rechazó hace unas semanas el recurso de esta misma promotora contra el decreto del Govern por el que se aprueba el Plan Hidrológico de Balears en la demarcación de Palma. En este Plan, entre otras cuestiones, se delimita una denominada zona húmeda potencial que, en síntesis, coincide con los terrenos de aproximadamente unos 70.000 metros cuadrados que la promotora ya ha urbanizado.

Compartir el artículo

stats