Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hansen vuelve a abrir su terraza en Santa Catalina y asegura que ha solicitado el permiso

Los vecinos denunciaron ayer que el local puso mesas y sillas pese a no tener repintados los límites del espacio y que la licencia que tienen en la puerta caducó en septiembre de 2019

Terraza de la organizadora del Orgullo, ayer, en Santa Catalina. B Ramon

Kristin Hansen volvió a abrir ayer su terraza en Santa Catalina, en concreto en la calle Fàbrica, pese a ser uno de los cinco locales de esta vía en los que Cort no repintó los límites el miércoles por «tener supuestamente la licencia caducada». La organizadora del Orgullo cancelado sería la propietaria, según los vecinos y Barri Cívic, de un bar restaurante que ayer volvió a colocar mesas y sillas en la calle. Desde la cuenta Ella Global Community contestaron a los vecinos de Santa Catalina con un comunicado: «Nosotros hemos hecho la solicitud a Gobierno Interior, organismo encargado de las licencias de las terrazas. Hemos rellenado el trámite de la licencia de ocupación de la vía pública y estamos esperando respuesta de éste y hasta recibir esta respuesta podemos poner la terraza con la licencia que teníamos anteriormente, tal y como hemos hecho», señalaron. «El permiso está pedido desde el primer día que se abrió el bar», agregaron. «Queremos aclarar estas acusaciones que estamos recibiendo tan graves», comentaron. En la puerta del local de Hansen está colgada una licencia con un periodo de ocupación autorizado del 20/07/2019 al 18/09/2019.

El de Hansen no fue el único local que anoche montó su terraza pese a no tener repintados los límites por parte de Cort.

Junto al bar restaurante de Fàbrica, Hansen tiene montada la oficina de su empresa de organización de eventos. El local de restauración, punto de encuentro para mujeres queer, es un bar de vinos, «fantásticos gin tonics, copas y tapas saludables. Todo lo que servimos es orgánico, local, casero y preparado con saber-hacer y pasión. Nuestra carta internacional de vinos incluye una exquisita selección mallorquina. Dominamos el arte del servicio, queremos que sus bebidas sean sabrosas, refrescantes y decoradas con gusto», reza el perfil de Facebook del local. 

Compartir el artículo

stats