Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Can Ribas: El circo pone sus primeros cimientos en La Soledat

Las obras de rehabilitación de Can Ribas, que en estos momentos están consolidando la estructura de la antigua fábrica, contarán con la asesoría de una empresa especializada en artes circenses

Can Ribas.

Nou Llevant está en obras. No sólo se levantan nuevos edificios, la gran mayoría fincas de lujo, sino que también se recuperan algunos de los vestigios fabriles de este barrio de Palma que fue zona industrial. Es el caso de Can Ribas, que está viendo estos días cómo los operarios consolidan sus cimientos y su estructura. Unos trabajos que son la base del futuro centro de circo que el Ayuntamiento de Palma proyecta para mediados de 2023, cuando las obras estén terminadas, las instalaciones y equipamientos colocados donde corresponde y la gestión en marcha

«Los trabajos de rehabilitación se licitaron el pasado agosto y, si no hay sorpresas, algo habitual en este tipo de obras, la duración de las mismas será de un año», explica a este diario la directora general de Cultura y Comunidad de Cort, Tina Codina. «En estos momentos, se está consolidando la estructura de todo el edificio. Luego se pasará a adecuarlo internamente para que se convierta en un espacio de creación para las artes circenses», comenta. Para ello, se creará un espacio central para los ensayos de los artistas donde el techo alcanzará los casi nueve metros. De momento, Can Ribas continúa en toda su superficie con las dos alturas. Pero en breve todo esto será transformado. 

«La zona de la entrada tendrá una altura normal, ya que arriba contará con un piso. Será aquí donde se recogerá la memoria del edificio seguramente con un proyecto de paneles explicativos y fotografías de la época. Será un espacio lo suficientemente amplio para que se puedan llevar a cabo por ejemplo conferencias o encuentros», apunta Codina. En el espacio que quede del primer piso habrá diversas aulas donde podrán llevarse a cabo actividades para la gente del barrio o incluso formaciones para los profesionales de las artes escénicas.

Codina calcula que aún queda un año bueno de trabajo en el edificio. «Tendremos que licitar también la dotación de los servicios como los baños, la electricidad, el aire acondicionado, etc.», enumera. 

Las licitaciones no se quedan sólo aquí, sino que el Ayuntamiento ha sacado a concurso público por siete mil euros -y está a punto de resolverlo- la asesoría técnica para crear el espacio de circo. «En breve sabremos qué empresa lo ha ganado. Este es el mejor momento para licitar esta asesoría porque nos interesa que una empresa especializada nos vaya guiando en la construcción y adecuación del proyecto, ya que es una disciplina que precisa de elementos muy específicos que son necesarios para poder realizar un buen trabajo y que éste se haga con total seguridad», comenta. «Por eso quizá también cambien un poco los plazos de las obras -que fueron licitadas a Urgacen Viena 25 S.L. por 930.490 euros-, esta asesoría es determinante para cerrar algunos aspectos», apunta. 

El modelo: la Central de Circ Barcelona

El proyecto de Can Ribas tiene un espejo en el que mirarse. «Estamos muy en contacto con la Central de Circ de Barcelona, que se encuentra en el Fòrum», comenta Codina. «Ellos ya hicieron todo este proceso, conocen las necesidades del sector y tienen un modelo de gestión que es el que nosotros vamos a implantar en Palma», explica la directora general, quien desvela que la Central catalana tiene un convenio firmado con la Associació de Professionals de Circ de Catalunya. «Nosotros lo haremos con la asociación de profesionales de aquí», especifica. «En el convenio de gestión del espacio barcelonés se establece además que ese espacio, la Central del Circ, no sólo ha de ser para el disfrute de los socios de la Associació del Circ, sino que deja muy claro que ha de ser un espacio abierto para otros profesionales de las artes escénicas en general y para otros usos sociales», señala. «Lo que sucede en el espacio de Barcelona es que esto último les cuesta mucho más porque están alejados del núcleo urbano. Pensamos que aquí, en Can Ribas, no será así y de hecho trabajar con el barrio será algo que estará muy presente en el convenio de gestión», subraya la alto cargo de Cort. 

Compartir el artículo

stats