Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Objetivo en Palma: Reconducir la distribución del espacio público a favor de la «movilidad activa»

El estudio considera que la red de carriles bici actual y la ampliación prevista da una buena cobertura

Obras de peatonalización en la calle Nuredduna.

El estudio de tráfico que acompaña al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma considera que un objetivo del nuevo planeamiento ha de ser «reconducir la distribución del espacio, reduciendo progresivamente la capacidad viaria en favor del incremento de la superficie destinada a la movilidad activa y el transporte público». Por ello propone el incremento de las áreas de circulación restringida, las zonas peatonales, el aumento de los carriles para bicicletas y la implantación de plataformas reservadas para el transporte pública ya sea el atobús o el tranvía.

Por lo que respecta a la red de carriles para bicicletas y la red ciclable en general, considera que la actual, complementada con la ampliación prevista en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), «da buena cobertura a los desarrollos urbanísticos previstos» en el nuevo Plan General.

En relación al estacionamiento, se indica que el nuevo planeamiento respeta las previsiones de creación de «bolsas de aparcamientos» en la entrada de la ciudad para fomentar la intermodalidad y reducir el número de vehículos que entran. El estudio considera «adecuadas» las ubicaciones propuestas, incluidas las dos nuevas previstas en Plan General en los ámbitos de la antigua cárcel y la fachada marítima del litoral de Llevant. También propone el fomento de los aparcamientos disuasorios en origen en estaciones ferroviarias y terminales de autobús.

Compartir el artículo

stats