Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pensar, compartir... | Papeleras gigantes por doquier

El Olivo centenario de Cort aparece flanqueado por dos papeleras gigantes. | A.F.

Hay gestores públicos que han considerado de gran necesidad comprar, y colocar, 240 papeleras gigantes más para la ciudad. Cada contenedor de esas características tiene una capacidad de 120 litros, una altura de 1,15 m y una anchura de 52 cm. Van a sustituir a las anteriores, de un tamaño mucho más reducido, y en total quieren recoger un 30% más de basura de transeúntes.

Y yo me pregunto: ¿qué tipo de paseantes necesitan deshacerse de tal volumen de residuos de manera imperiosa? Yo cuando camino por Palma, que lo hago mucho, quizás pueda utilizar un pañuelo de papel o una servilleta si me he zampado un cocarroi de pasta dolça del Forn Fondo. Pero nada más, y siempre me lo guardo en el bolsillo y después lo tiro en casa.

Que conste que ya hace muchos años que hay unos cuantos de esos cilindros gigantes distribuidos en lugares estratégicos: cerca de la Seu, en las escaleras monumentales junto al Palau March, en las calles Conqueridor, Sant Miquel y Palau Reial... Esas tienen, además, un cenicero adosado y un sistema apaga-colillas encima. Desde ARCA ya protestamos en su día, pero ni caso.

Fíjense que todas las nuevas -ni 10, ni 20, ¡hasta 240!- se piensan poner, por lo que se lee en la prensa, en los barrios que conforman el Centro Histórico de Palma. De Avenidas hacia dentro, para entendernos.

Me parece una concesión excesiva a esta Palma turística, que se vayan a colocar tantos elementos grandes y desproporcionados en nuestras calles y plazas. Porque las papeleras gigantes no son para la ciudadanía local, sino para un tipo de turismo que trae de sus hoteles o sus cruceros la comida de catering y no se quiere llevar los envases de vuelta. No parece justo que seamos nosotros quienes debamos hacernos cargo de sus residuos. Unos residuos sin seleccionar, por cierto. Sin separación previa en sus fracciones, no hay reciclaje y habían dicho que era una prioridad.

Cuando el Forn dels Paners estaba abierto y los cruceristas ya se paseaban por Palma, la propietaria me explicó que en su local no gastaban ni un euro. Que quizás una familia de 4, como mucho, compraban una barra de pan y se la repartían para matar el gusanillo hasta la hora de comerse, sentados en un banco del Born, el menú que llevaban colgando de una bolsa. Nuestros visitantes podían cargar sus envases llenos, pero devolverlos vacíos parece que no. Con razón en ese paseo tan palmesano, ya hace años que hay unas cuantas de esas papeleras gigantes. Una muestra de servilismo hacia un comportamiento egoísta y comodón en el que ahora se incide a costa de nuestro dinero y de nuestro paisaje.

En los espacios naturales hace tiempo que se sabe que poner papeleras atrae el incivismo, y no ponerlas, ayuda a que la gente se responsabilice de sus residuos. Por eso muchas papeleras se han retirado de lugares emblemáticos de costa y montaña.

En la Palma más monumental, ¿de verdad necesitamos y podemos asumir 240 trastos más en sus calles y plazas? Creo que deberíamos aprender de la estrategia de los espacios naturales y mimar nuestro entorno. A quienes nos gusta la fotografía y nos encanta nuestra ciudad, nos duele el maltrato que se infringe con esos trastos gigantes. Y seguro que quien viaja hasta aquí con respeto y buen gusto, buscando lo singular y atractivo de nuestra ciudad, opina lo mismo.

Estos días han empezado a colocar las enormes papeleras en la plaza de Cort y Santa Eulalia, y se han lucido. El Olivo centenario, árbol declarado singular y catalogado, aparece flanqueado por dos de esos contenedores de basura igual que, en fechas destacadas, el Ayuntamiento muestra a ambos lados de su puerta a nuestra pareja de gigantes más antigua: Tófol y Francinaina. Si esos seres entrañables se pudieran expresar, no creo que les gustaran esos recipientes hechos a su medida. Se sentirían mejor si se conservara la personalidad de su entorno.

¿Estaría dispuesto Cort a hacer algún cambio, como por ejemplo reducir el número y rectificar ubicaciones?

Compartir el artículo

stats