Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museo Militar de San Carlos ‘se actualiza’

El centro ha revisado y contextualizado su fondo relacionado con el franquismo

Sala donde se muestra la bandera preconstitucional. | Montse Terrasa

El cuadro de Franco sigue en el Museo Histórico Militar de San Carlos, al igual que toda una colección de banderas de España, entre las que hay una con el águila de San Juan y otra republicana. «Es historia de España», sostiene el coronel Antonio Ortiz, director del Centro de Historia y Cultura Militar de Balears, quien se ha propuesto dar a conocer el museo situado en el Dique del Oeste, que cuenta con más de 1.000 piezas expuestas y otras 4.000 catalogadas, y almacenadas por falta de espacio.

Cartela con la que el museo ha contextualizado recientemente el retrato de Franco que cuelga desde hace años en la escalera de la sala tres.

Hace dos meses, el Museo de San Carlos contextualizó el retrato del dictador, situado en un lateral de la escalera de la sala tres, colgado entre otros cuadros de militares que también tuvieron cargos en esta Comunidad, explica Ortiz. Franco fue comandante militar de Balears entre 1933 y 1935 y esa es la principal razón de que se exhiba este lienzo, apunta el coronel. Además, es una obra realizada por un pintor mallorquín, Vicenç Furió Kobs. Todos estos datos figuran en la cartela junto al cuadro, en la que también se especifica que Franco formó parte del levantamiento contra el Gobierno de la República, que desembocó en la Guerra Civil y en una dictadura de la que fue el jefe de Estado.

«El Museo Militar está preocupado por la continua mejora de sus fondos museísticos, exposiciones permanentes y por su presentación al público, por lo que en coordinación con el Instituto de Historia y Cultura Militar del Ejército de Tierra se ha procedido a modificar las cartelas informativas de todos los cuadros de los comandantes generales de Balears exhibidos en la exposición permanente del Museo, mostrando el autor con sus datos artísticos principales, y el contexto histórico en el que se desarrolló la vida profesional del militar en cuestión, dándoles esta nueva redacción», indican desde la Oficina de Comunicación de la Comandancia General.

Esa contextualización del retrato de Franco fue enviada al Govern (del que depende la Secretaría Autonómica de Memoria Democrática), al Consell y al Ayuntamiento, instituciones que forman parte del Consorcio Castillo de San Carlos. Hasta el momento, no ha habido ninguna respuesta, ni para bien ni para mal, por lo que el coronel Antonio Ortiz interpreta que se han ajustado correctamente a la legislación sobre memoria histórica.

Muy cerca de ese cuadro, en la sala donde se exhiben banderas españolas, los visitantes pueden contemplar una enseña comunista perteneciente al desembarco del capitán Bayo en Mallorca, así como un gorro de la CNT, divisas del Ejército republicano, billetes de las dos partes enfrentadas durante la Guerra Civil… explica Ortiz mientras va señalando la diversidad de piezas que exhibe actualmente el museo, en el que también hay una maqueta del crucero Baleares.

«Tenemos muchas donaciones e intentamos contextualizarlo», comenta el coronel responsable del museo. Pero no todo acaba formando parte de sus exposiciones: «Somos muy exigentes», añade sobre los ofrecimientos que reciben.

Antonio Ortiz asegura que «por desconocimiento», hay otra pieza expuesta que puede ser «polémica»: el uniforme del comandante mallorquín José Alemany, que formó parte de la División Azul y murió en el frente ruso. El coronel dice que les han cuestionado por qué tienen esa vestimenta. «No es un uniforme nazi», remarca, mientras muestra la bandera española cosida a una de las mangas de la chaqueta.

Ortiz quiere potenciar este museo militar, del que dice que es desconocido por gran parte de los ciudadanos. El centro, cuya entrada es gratuita, está abierto de martes a domingo y recibe entre 50 y 100 personas a diario, que en fin de semana llegan a ser 200.

Compartir el artículo

stats