Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ARCA censura el proyecto de alumbrado de la Catedral

La entidad sostiene que la instalación de farolas de hasta siete metros de altura supone una «perturbación paisajística innecesaria»

Diferencia entre las farolas actuales y las que se han aprobado.

Diferencia entre las farolas actuales y las que se han aprobado. ARCA

La Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos (ARCA) criticó ayer el proyecto del ayuntamiento de Palma para renovar el alumbrado de la Seu y el entorno del Palacio de la Almudaina por 2,2 millones de euros. La entidad sostuvo en una nota que la instalación de farolas de hasta siete metros de altura que contempla el proyecto del consistorio supone una «perturbación paisajística innecesaria» durante el día, ya que dificulta la observación de la Catedral de Palma.

ARCA incidió en que Cort debe preservar la contemplación de los monumentos de la ciudad durante el día, ya que Palma dispone de muchas horas de luz natural, por lo que ha considerado «una equivocación» la instalación de estas farolas de más de siete metros de altura en los alrededores del templo.

Desde la entidad reprocharon así que la altura de las nuevas farolas sea tres metros más que los elementos actuales, con el impacto visual que esto supone y que, además de su «excesiva» altura, se añadirán focos sobre ellas. La entidad también lamentó que este proyecto de alumbrado no se haya hecho pensando en el conjunto de la Murada, la Almudaina y el Palacio Episcopal, y sostiene que en la Almudaina solo se iluminará la fachada porque «el resto queda igual».

«Nos preocupa el efecto molesto que sobre las personas que paseen puedan tener los focos empotrados en el suelo del entorno de la Catedral, dando por hecho que se garantizará evitar las filtraciones de agua para preservar los elementos patrimoniales tan importantes de la zona», advirtó la asociación. «El tiempo se encargará de demostrar que las cosas, con más visión de futuro, se podrían haber hecho mejor», añadió. Finalmente, ARCA explicó que solicitaron una prueba instalando una de las farolas aprobadas para ver su impacto, «pero se negaron a hacerlo».

Compartir el artículo

stats