Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort exige al aparcamiento de s’Escorxador y a Mercasa que refuercen la estructura de la plaza

La Defensora de la Ciudadanía reclama desde 2018 que se tomen medidas

Imagen de archivo de la entrada al aparcamiento subterráneo de s’Escorxador, que deberá reforzar su estructura.

El Ayuntamiento de Palma ya ha requerido a la concesionaria del aparcamiento de s’Escorxador y a Mercasa, la empresa que reformó y explota el antiguo matadero, que inicien las obras para reforzar la estructura del estacionamiento subterráneo y la seguridad de la plaza en superficie. Las deficiencias de construcción constatadas hace años obligaron en 2019 a limitar el paso de vehículos por encima del parking y también a prohibir actos multitudinarios en ese espacio hasta que se tomaran medidas.

Fuentes de Movilidad del Ayuntamiento han confirmado que ya se ha requerido a las dos empresas, la que construyó el aparcamiento (Mercasa) y la que lo explota (Fonparc), para llevar a cabo las obras que refuercen la estructura. Por cuestiones jurídicas que desde Cort no se han detallado, todavía no han comenzado estos trabajos.

A mitad del pasado mes de diciembre, el concejal de Movilidad, Francesc Dalmau, explicó durante una comisión previa al pleno que las deficiencias detectadas en un informe realizado en 2012 eran consecuencia de la mala ejecución de las obras, por lo que los servicios jurídicos estaban estudiando si Mercasa era la responsable del mal estado del estacionamiento subterráneo de s’Escorxador. Finalmente, la reclamación de Cort para reparar esos fallos ha recaído también en la actual concesionaria del aparcamiento.

Las obras de este estacionamiento fueron recepcionadas en 1991, junto con las de rehabilitación de s’Escorxador, aunque a diferencia de la concesión del complejo de ocio, que finaliza este año, la del parking no caducará hasta dentro de otros 20 años, en 2040.

Un largo historial

El estado de la plaza exterior junto a s’Escorxador es una de las cuestiones que la Defensora tiene sobre la mesa desde 2018. En diversas ocasiones y formalmente en una recomendación, Anna Moilanen ha reclamado al Ayuntamiento medidas urgentes para garantizar la seguridad en este espacio público.

«El departamento de Movilidad asumió la responsabilidad de liderar la recopilación de evidencias y el encargo de estudios a las diferentes entidades competentes», recuerda la Defensora sobre sus reclamaciones acerca de la plaza y parking de s’Escorxador.

«En mayo de 2019 ya se disponía de información sobre la situación actual y se comunicó que existía la necesidad de actuaciones. Esta información se comunicó al concesionario del aparcamiento, al que se le expuso la corresponsabilidad derivada de los pliegos de la concesión», señala la Defensora.

Negociaciones para renovar la concesión de todo el complejo

La empresa Mercasa, que explota s’Escorxador, y el área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento ya negocian la posible renovación de la concesión de s’Escorxador, que caducará a finales de este año.

Ambas partes están interesadas en llegar a un acuerdo para renovar la concesión. Tal como publicó hace unas semanas este diario, Cort ha planteado a la actual concesionaria una serie de mejoras y Mercasa parece dispuesta a llevarlas a cabo.

Compartir el artículo

stats