Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercasa acepta la oferta de Cort para continuar con la gestión de s’Escorxador

La empresa pública está interesada en seguir gestionando el centro comercial después de que, a finales de 2021, acaben los 30 años de concesión acordados con el Ayuntamiento a cambio de las obras de remodelación del antiguo matadero

Mercasa acepta la oferta de Cort para continuar con la gestión de s’Escorxador

La empresa pública estatal Mercasa ha manifestado su interés de continuar gestionando el centro comercial de s’Escorxador, después de que, a finales del próximo año (no se sabe muy bien si en noviembre o diciembre), acaben los 30 años de concesión de la explotación concedidos por el ayuntamiento de Palma a cambio de la ejecución de las obras de remodelación del antiguo matadero municipal.

El teniente de alcalde de Participación Ciudadana y Gobierno Interior, Alberto Jarabo, manifestó que su departamento preguntó a Mercasa si estaban interesados en la continuidad de la gestión de este recinto municipal, introduciendo algunas mejoras detectadas a lo largo de estos años. La respuesta de Mercasa ha sido positiva y han presentado un listado de inversiones que estarían dispuesta a ejecutar en el caso de continuar con la gestión.

El teniente de alcalde puntualiza, no obstante, que aún no hay nada decidido porque, entre otras cosas, desde su departamento se quiere consultar primero con las asociaciones de vecinos qué mejoras se deben introducir en esta nueva etapa. «Lo que sí tenemos claro», manifestó Jarabo, «es que, con s’Escorxador, no queremos que nos ocurra lo mismo que con las galerías comerciales de la plaza Major, por lo que la intención es que antes del próximo verano se sepa si se procede a prorrogar la concesión a Mercasa, se opta por la fórmula de suscribir un convenio con esta empresa pública u otra fórmula jurídica, o se convoca un nuevo concurso».

Posible prórroga

Si bien también es una cuestión que se debe despejar jurídicamente, en este caso la concesión se podría prorrogar, según manifiesta Jarabo, algo que no fue posible con las galerías comerciales de la plaza Major, puesto que los concesionarios no eran una empresa estatal de capital completamente público como es el caso de Mercasa, sino que eran personas particulares.

En cualquier caso, el teniente de alcalde aseguró, que con el caso de s’Escorxador «puedo asegurar que no ocurrirá lo mismo que con la plaza Major, que después de un año de finalizada la concesión aún no se sabe a qué se destinará, puesto que habrá o bien una continuidad en la concesión actual o se convocará un nuevo concurso».

El recinto de s’Escorxador tiene una superficie de 21.260 metros cuadrados. Las edificaciones existentes ocupan 13.603 metros cuadrados, mientras que la plaza en cuyo subsuelo se construyó el estacionamiento subterráneo ocupa 6.600 metros cuadrados. Cort gestiona el Centro Cultural, y la Sala Corba. El resto de edificios, excepto el que ocupa el centro de Salud son gestionados por Mercasa.

La concesión del aparcamiento subterráneo permanece otros 20 años 

La concesión del estacionamiento subterráneo existente en el subsuelo de la plaza de s’Escorxador, si bien se ejecutó conjuntamente con las obras de remodelación del recinto, que fueron recepcionadas por el Ayuntamiento en 1991, no finaliza el próximo año, sino dentro de 20, en 2040. En febrero de 1990 el Ayuntamiento firmó con la empresa pública Mercasa un cuarto convenio relativo a s’Escorxador, por el que, en el caso del estacionamiento, se prorrogaba de 30 a 50 años la concesión. Si bien las obras del estacionamiento fueron proyectadas y ejecutadas por Mercasa, como las del resto de la rehabilitación del antiguo matadero, una vez realizadas, esta empresa pública subrogó la concesión a la empresa actual que lleva la gestión, de ahí que una vez que se ha comprobado que las deficiencias que presenta esta infraestructura pueden ser de cuando se construyó se esté estudiando si se deben pedir responsabilidades a Mercasa. 

Compartir el artículo

stats