50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Boulevard

Cort prepara una moratoria de hoteles en el Casco Antiguo

El obispo Jesús Murgui anticipó el riesgo de un atentado islamista en Mallorca; vigilaba cada avión que sobrevolaba la Catedral, y temió una bomba en la inauguración de la capilla de Barceló

La Dulwich Picture Gallery de Londres expone hasta octubre la acuarela ´Palma, Majorca´, pintada por John Singer Sargent en una de sus dos visitas a la isla durante 1908. La obra mallorquina del artista norteamericano está desperdigada por museos de todo el mundo.

Hasta un político sería capaz de concluir que en Palma sobran establecimientos hoteleros. Sin embargo, la mayoría pretende pasar de puntillas sobre la plaga de proyectos turísticos urbanos y boutique. Antoni Noguera, hijo de Jaén y a mucha honra, aspira a ser el alcalde más radical desde los venturosos años de Ramon Aguiló. Para demostrar que algo ha cambiado, el nuevo titular de Cort salvo que Juan Carrau decida lo contrario está preparando una moratoria de hoteles en el Casco Antiguo palmesano.

En efecto, Ada Colau promovió la misma moratoria a su llegada a la alcaldía. En Palma no ha sido posible por los dos años de barbecho de José Hila, pero Cort quiere frenar la reconversión del Casco Antiguo en un Magaluf gótico. Ha cundido el pánico por las 45 mil plazas hoteleras, con otras 25 mil de alquiler turístico tirando por lo bajo. El Ayuntamiento ha previsto la hipótesis de que los nuevos proyectos se limiten a un ligero desplazamiento, concentrándose en un cinturón alrededor de la ciudad vieja. Para evitarlo, se extenderá la suspensión de licencias a la primera línea del Eixample.

En contra de lo que podría parecer, el primer obstáculo a remontar para la moratoria en el Casco Antiguo no es el PP. Los aliados socialistas de Més no quieren ni hablar de medidas drásticas, que confirmen el disparate a que ha llegado el turismo desbocado. La labor de persuasión está siendo lenta. La relación entre PSOE y ecosoberanistas dista de ser idílica. A menudo me preguntan por la química entre los dos alcaldes que compartirá Palma durante este mandato, por primera vez en la historia de las capitales de provincia. Pues bien, como dicen los ingleses, no hay amor perdido entre Hila y Noguera, con Urbanismo a cargo del primero de ellos.

Noguera no logrará rehabilitar la Palma de hace un siglo, retratada bucólicamente en las acuarelas de John Singer Sargent que se exponen hasta octubre en la Dulwich Picture Gallery londinense. Recuerden dónde leyeron antes que la localidad neozelandesa de Plymouth dedicaba una exposición a Mallorca, a través de las conexiones internacionales de Robert Graves. Pues bien, en el museo inglés se expone entre otras la acuarela Palma, Majorca que hoy nos ilumina.

Sargent visitó Mallorca por dos veces en 1908. Repitió porque había prometido hacerlo "si la isla es tan deliciosa como aseguran". Se alojó en el Gran Hotel palmesano, donde fue anfitrión de Santiago Rusiñol. La obra mallorquina del norteamericano está desperdigada por todo el mundo. Llevó los porcs negres a un museo de Illinois, la acuarela Port de Sóller a Nueva York, y la Tate Gallery adquirió un retrato de su hermana pintado en Valldemossa. En Palma, Majorca se observa la diferencia entre ocultar la Catedral con esbeltos pesqueros o con la actual morralla náutica.

Me encuentro con Ella, y por una vez esculpo las palabras poéticas justas:

—Me das la razón, pero me niegas la pasión.

—Estás copiando el último poema de Yeats, y te pareces hasta niveles enfermizos a aquel novio tan riquísimo que tuve. Cada vez que le hablaba de que era necesario un "cambio de roles", se compraba un Rolex nuevo.

En su día me reí a conciencia con los temores de Jesús Murgui a un atentado islamista en Mallorca, y ustedes también se rieron cuando lo comentamos. Ha llegado el momento de la apología. Donde hablábamos de un obispo atemorizado por el miedo a la yihad, hoy tenemos que glosar a un precursor visionario que anticipó el riesgo de un atentado islamista en la isla. Escrutaba cada avión que sobrevolaba la Catedral, como si fuera a estrellarse contra el rosetón. También barajó la hipótesis terrorista en la inauguración con Reyes incluidos de la capilla de Miquel Barceló, un miedo que le transmitió al artista cuando monseñor pretendía una ceremonia de baja intensidad:

—Imagínese. Usted, un artista de fama mundial, Sus Majestades, y la Seo llena de gente. ¡Una bomba!

Hasta ayer mismo, los dirigentes sensatos del PP estaban indignados con Álvaro Gijón por mantenerse en sus sueldos públicos frente a la oleada de acusaciones y de imputaciones, para preservar su aforamiento. Desde esta semana, el descontento se ha ampliado a Biel Trumpany y a su séquito menguante. Se le acusa de inacción y de incapacidad de imponer la voluntad propia. Su nombramiento es uno de los mayores errores del PP en la era contemporánea. Indro Montanelli suplicaba en 1976, "tápense la nariz y voten democristiano", para frenar el desembarco de los siempre engorrosos comunistas. Los populares mallorquines tendrán que taparse además la boca y los oídos.

Ramon Rosselló Vaquer ha escrito el libro Felanitx 1931-1952, una crónica de la República, la Guerra y el primer franquismo donde se aborda la figura de Francesc Milta Antich, el abuelo del vicepresidente Biel Barceló Milta. La primera conclusión es que el ecosoberanismo no es hereditario. La segunda, que cada uno responde a duras penas de los pecados propios, y debe andarse con sumo tiento a la hora de señalar los descarríos ideológicos de los demás. Vean Selfie, el hilarante regreso del espíritu de Rafael Azcona al cine español.

Reflexión dominical orgiástica (II): "De una persona que participa en muchas orgías se dice que está muy orgianizada".

Compartir el artículo

stats