Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juli Capella

Juli Capella

Arquitecto

Test rápidos de antidiseño

Test de antígenos con instrucciones de uso. EPC

No es de extrañar que mucha gente se haga un lío con los test de antígenos rápidos. Son un despropósito. Cero intuitivos. Una cajita con elementos sueltos más una bolsita de desecho donde alguno ni cabe. El líquido reactivo en un blíster diminuto y difícil de abrir. El hisopo de la muestra con una cánula inútilmente larga para donde debe llegar, y sin muesca de introducción. El tubo para la mezcla con una boca tan estrecha que es difícil verter el líquido. ¿Y dónde colocas el tubito mientras tanto, para que no vuelque? Algunas cajas llevan un troquelado, pero apenas visible. Te lo quedas en la mano como un tonto. Finalmente, encajar un gotero diminuto que, al ser transparente, ya has perdido varias veces entre el despliegue de piezas. Entonces poner las gotas en el recipiente, pero ¿dónde? Hay dos orificios. Nada indica en cuál. Y esperar para una lectura absurda: C solo es negativo, C y T positivo, T inválido. Con una línea muy sutil, apenas perceptible. ¿No hubiese sido mejor indicar claramente, en el mismo recipiente, qué combinación da positivo y cuál negativo?

En definitiva, un complejo procedimiento que es imposible de realizar por gente mayor, o a quien le falle algo el pulso o la vista. Pero si el diseño industrial del kit es deficitario, el prospecto de instrucciones es aún peor. Una gran sábana que debemos ir doblando para seguir cada paso, donde tardamos un rato en encontrar nuestro idioma -a veces no está- entre el polaco, griego, húngaro, etcétera. Todo impreso en una letra diminuta cuerpo 6, con dibujos enanos ilegibles, mal compuestos, y con leyendas confusas.

Una vergüenza para ingenieros, diseñadores industriales y gráficos, que se han lucido en una circunstancia donde te juegas la salud. Empresas farmacéuticas, ¿tanto alardear de user experience para esto? Cambien de diseñador.

¿Y cómo es posible que no haya una mascarilla con fuelle, que al hablar no destape la nariz? ¿O con un sistema que evite entelar las gafas? Y luego dicen que hay demasiado diseño. Sí, del malo.

Compartir el artículo

stats