Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

HOJA DE CALENDARIO

Pedro Villalar

Los indultos ya valen

El Partido Popular emprendió una durísima campaña contra los indultos decididos por el Gobierno, en uso de sus atribuciones constitucionales, otorgados a los nueve encarcelados por su participación en el procés y en los sucesos del 1-O. Algo parecido había hecho Rajoy en otros tiempos contra el nuevo Estatuto de Cataluña, en una operación disolvente que todavía se recuerda con animosidad: el entonces líder de la oposición consiguió cuatro millones de firmas contra el Estatut (contra los catalanes, se interpretó) y abrió muros entre comunidades que enquistaron inconvenientes reproches y, a la larga, costaron al PP su presencia en Cataluña: hoy es una fuerza irrelevante.

En la oposición a los indultos, Casado se puso al frente de la crítica, organizó recogidas de firmas, acudió personalmente a las mesas a animar a la gente… Y consiguió en torno a los 300.000 apoyos. Ni siquiera la décima parte de los que logró su antecesor. La gente, en general, ve bien que un conflicto enconado y disolvente sea encarado por el Gobierno con magnanimidad, con espíritu constructivo, con ánimo negociador. Y además, no ha terminado de entender que un asunto político que no produjo víctimas fuera castigado tan severamente, como si de terroristas se tratara.

Tardó el PP en darse cuenta de su error pero leo en la prensa que el principal partido de la oposición ya ha retirado su condena a los indultos de su argumentario. Ha entendido la cúpula popular que la gente, en su gran mayoría, no es beligerante. Y que en todo caso para gritar ya está Vox. Lo que pasa es que hay errores que dejan una marca indeleble en quien los comete.

Compartir el artículo

stats