Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma | El holograma, entre nosotros

La novedad más ferial del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona fue el holograma, la transmisión de la imagen tridimensional de una persona o de un objeto, lo más parecido que la tecnología opone a lo que es una aparición para la magia y su gemela la religión.

El MWC es el congreso que puede acabar con todos los congresos si alcanza sus últimos fines: la desaparición de la presencialidad y su sustitución por la presencia, por el holograma de alguien que llega en directo y de cuerpo entero como imagen a varias partes del mundo sin moverse de su sitio. Este año apenas ha asistido un tercio de los 100.000 visitantes de otras ediciones. El resto ha sido celebración virtual y celebración de la virtualidad, salvo para hoteles, taxistas, restaurantes, servicios sexuales... Cuando Pedro Sánchez estrene el holograma hará olvidar la aparición por plasma de Mariano Rajoy -ideas y pantalla planas- aplicando la nueva tecnología al último argumentario. El holograma distancia a los líderes de la mínima responsabilidad de ver en las caras la búsqueda de la verdad o, en su defecto, de la sinceridad.

Toda nueva tecnología trae unas nuevas normas de comportamiento. ¿Cómo actuar ante un holograma? Lo más parecido al ensayo ante el holograma se ha hecho con el rey Felipe, que ha estado, pero como si no estuviera estado para el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, aunque aparecen juntos en la imagen. Hay personas que se preocupan mucho por el rey. Unos, para evitarle desaires, preferirían que no hubiese salido de la Zarzuela pero que su holograma campara por Barcelona; otros, que entrara a caballo al frente de la legión arrasando independentistas a su paso. Sánchez no está entre unos ni otros y le ha colmado la agenda de actividades en Barcelona. Es porque Pedro Sánchez está deseando aparecerse en holograma y porque está familiarizado con esta tecnología. El holograma de Oriol Junqueras va con Pere Aragonès a las reuniones de la Moncloa y a las presentaciones en Blanquerna, presente sin estar presente por inhabilitación.

Compartir el artículo

stats