Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUEGOS OLÍMPICOS

Del Coll d’en Rabassa a la Villa Olímpica

Los primos Rafa y Nicolau Mir se reencuentran a más de 10.500 kilómetros de distancia de sus orígenes

Nicolau y Rafa Mir, en la Villa Olímpica de Tokio.

Nicolau y Rafa Mir, en la Villa Olímpica de Tokio.

Su deseo era poder compartir la vivencia de unos Juegos juntos, un sueño que se ha hecho realidad y que han querido compartir a través de sus redes sociales. Rafa y Nicolau Mir son primos. El primero defiende los colores de la ‘Rojita’ en Tokio y el segundo forma parte del equipo de gimnasia artística masculina. Ambos han podido cumplir juntos uno de sus sueños profesionales y lo que es más bonito todavía, compartir esa vivencia en familia.

El reencuentro se había hecho esperar. El debut de la selección española de fútbol en Sapporo había retrasado esa reunión que al final ha podido llevarse a cabo en la Villa Olímpica. Los primos no han querido perder la oportunidad de inmortalizar ese momento, sentados frente a los aros olímpicos que están situados dentro de las instalaciones que albergan a los deportistas en Tokio. Rafa y Nicolau han compartido muchos veranos de su infancia juntos en el Coll d’en Rabassa, barrio en el que se criaron y que les vio crecer.

Lo del deporte viene de familia. Rafa, de 24 años, es hijo de Magín Mir, conocido exfutbolista del Real Mallorca y el Albacete. Aunque nacido en Murcia, su vínculo con la isla es gigante. Se crio en el Cartagena y luego puso rumbo al Valencia. En la actualidad pertenece al Wolverhampton, aunque la última temporada la jugó de préstamo en el Huesca, donde se coronó máximo anotador con 16 tantos. Es muy habitual verle veranear por la isla, donde vive gran parte de su familia paterna.

Nicolau, tres años más pequeño, es hijo de Pedro Mir, primo de Magín y entrenador del Centre de Tecnificació de les Illes Balears y del Club Xelska. Desde niño Nicolau creció en el gimnasio que regentan sus padres en el Coll, y fue ahí donde fue madurando su carrera como gimnasta. El pequeño de los Mir cerró su participación en los Juegos el pasado sábado, en el primer día de competición en Tokio. El mallorquín cumplió con nota en su debut olímpico, pero una serie de errores lastraron las posibilidades de que el equipo español se metiera en la final de gimnasia.

Rafa, por su parte, ha participado ya en los dos encuentros que ha disputado la ‘Rojita’ en los Juegos. Dependiendo del resultado que obtengan en el partido que afronta este miércoles ante Argentina (13 horas) podrá o no alargar su andadura en las Olimpiadas. A su lado, y brindándole su apoyo, seguro que estará su primo, igual que la familia Mir, que por primera vez ha tenido un doble motivo para seguir, desde la distancia, el papel de dos de sus miembros en unos Juegos Olímpicos.

Compartir el artículo

stats