Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de 'La cordillera de los sueños': belleza natural, fealdad humana

Un documental en el que el experto Patricio Guzmán explora las huellas del golpe de 1973 en la cultura chilena actual

La cordillera de los sueños.

  • 'La cordillera de los sueños' Director:: Patricio Guzmán
  • Año:: 2019
  • Estreno: : 17 de diciembre de 2021
  • ★★★★ :


Patricio Guzmán ha dedicado más de una década a dirigir películas de gran belleza acerca de asuntos de gran fealdad, y que convierten la geografía de Chile en símbolo de la tumultuosa historia y el alma misma del país; si en ‘Nostalgia de la luz’ (2010) exploró el desierto de Atacama y en ‘El botón de nácar’ sondeó la memoria del océano, aquí el veterano documentalista usa el poder totémico y la carga mítica de los Andes como parámetro para examinar tanto los estragos causados por el golpe de estado de 1973 -los arrestos, las torturas, las ejecuciones- como las secuelas psicológicas que ha dejado en la psique de su nación y en la suya propia. De nuevo combinando su propia narración con imágenes que a ratos son hermosas y por momentos repulsivas, Guzmán evoca los misterios, las fracturas, los traumas y la corrupción moral que se han propagado por la cultura chilena como las montañas se prolongan a lo largo del territorio, presentes y a la vez distantes, protectoras pero también aislantes.    

La película por momentos amenaza con quedar aplastada por el peso de la metáfora, en parte porque Guzmán la usa de forma algo menos imaginativa y seductora que en las dos entregas previas de la trilogía. A cambio, eso sí, ofrece un análisis político más extenso, directo y potente, y una impactante reflexión sobre cómo los fantasmas del pasado siguen acechando el Chile actual y pudriéndolo por dentro.

 

Compartir el artículo

stats