50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Alberto Iglesias: "Lo que más me preocupa es si tendré suficiente imaginación para la siguiente película"

"En las series suele haber un desdén hacia la música y se peca de convencionalismos"

Alberto Iglesias. L-EMV

Once Goya, cuatro nominaciones a los Oscar y más de 40 composiciones para cineastas como Almódovar, Medem, Bollaín, Coixet, Stone, Fernando Mirelles o John Malkovich. Y aún tiene hueco para el 'Honoris causa' con el que le invistió ayer Berklee València. Alberto Iglesias recibe a Levante-EMV, medio del grupo Prensa Ibérica al que también pertenece este diario, en la última planta de un hotel desde el que se ve el Palau de les Arts y la academia de música Berklee a cuyos estudiantes se dirigirá horas después de la entrevista para animarles a "huir de los lugares comunes" y a comprometerse con la cultura de nuestro tiempos "buscando nuevas formas en el arte".    

¿A los músicos jóvenes a los que se va a dirigir hoy es mejor desearles paciencia o suerte?

Creo que las dos cosas son muy necesarias. La paciencia sobre todo a su edad, porque hay un impulso vital muy fuerte y no se saben calcular los tiempos. Y la suerte hay que buscarla. Es una especie de fuerza de atracción a la que hay que saber acercarse. 

¿Y el talento?

Hay que desarrollarlo, no es una cosa que esté ahí como algo inmutable. El músico ha de estudiar y buscar la renovación. Hay que tener curiosidad, no sentir que las cosas se te deben y que deberías estar en el mejor sitio.

Según Spielberg, la música aporta el 50 por ciento de la emoción de una película. ¿Acertaba en las proporciones?

Para Spielberg sí, porque en algunos momentos deja a la música un lugar muy expresivo, como parte absoluta de la narración. Pero no sé si puede cuantificar la emoción. Hay momentos en los que la emoción la representa la música y otros que está en las palabras o los gestos. Lo mejor es haya una fluidez entre lo que te llega por los ojos y por los oídos, que estén trenzados, que a veces no sepas si lo que oyes lo estás viendo o lo que ves lo estás oyendo.

¿Le inspira más una frase, un gesto o un movimiento de cámara?

Depende. En una película hay muchos elementos significativos y has de trabajar en muchas direcciones. Una veces en completar el carácter de un personaje, buscarle un equivalente musical a sus palabras y sus silencios. Otras veces la música es un segundo narrador subjetivo de lo que está ocurriendo. Y otras tiene la cualidad de dominar el tiempo, de alargar o acortar una escena.

¿El Alberto iglesias que compone para otros es el mismo que compone para sí mismo?

Hay diferencias, pero la pulsión es la misma. Cuando hago una película quiero que la música cubra las necesidades que se le piden pero también que sea música plena. Y cuando compongo con un impulso mío por escribir también quiero que cubra la posibilidad de comunicar. Muchas veces he trabajado elementos de acompañamiento cinematográfico que me han servido después para iniciar otros caminos que no tienen más finalidad que ser escuchada.

¿Prefiere componer cerca del director o que le deje espacio?

Para trabajar con el director tienes que tener espacio. No para recibir órdenes sino para crear un diálogo en el que si el compositor se equivoca pueda tomar otro camino y para que el director pueda reflexionar sobre lo que plantea el compositor. Cuando hay admiración mutua, eso se puede dar. Me gusta mucho trabajar en equipo y he tenido buenísimas experiencias con directores muy diferentes porque he tenido la suerte de admirarles y de entender su lenguaje.

"Con Almodóvar tengo una relación muy cercana y es apasionante descubrir su talento continuo"

decoration

Bernard Herrmann y Hitchcock hicieron juntos siete películas y casi acaban a palos. Usted y Almódovar van ya por la 14 ¿Cómo se llevan?

Muy bien. En todas las relaciones puede haber crisis, es un equilibrio muy inestable. Pero si te gusta la película, has de luchar. Con Almodóvar he tenido siempre una relación muy cercana y es apasionante descubrir su talento continuo pero también su inconsciente, las partes que son puro impulso en él. Me gustaría hacer muchas más películas con él.

¿Que a un compositor para películas le reconozcan sin ellas es una posibilidad o un fin?

La música de una película tiene que saber mantenerse también fuera de ella. La música tiene una capacidad de impregnación increíble, es un conector de emociones y al mismo tiempo deja una huella muy grande en la memoria. Cuando escuchamos la música de una película sin ver las imágenes te añade el placer de recordar con ella lo que vistes o, si no has visto la película, de imaginar lo que podría ocurrir.

La música fue antes que la palabra en el cine.

Exactamente. Heredó de la ópera y de cómo había evolucionado el sinfonismo la psicología y la capacidad de describir los recovecos y emociones humanas que no se podían expresar con palabras. Ese primer acompañamiento cinematográfico era casi literal porque trataba de decir lo que no se decía. Eso ha creado un subconsciente colectivo de música expresiva sobre la que hemos trabajado los compositores. Pero tenemos que seguir trabajando con la invención y romper con lo demasiado manipulado. La música de cine puede tener el defecto de usar demasiado los lugares comunes. Hay que buscar nuevas maneras, que es lo que desearía a esta generación de intérpretes que saldrán de Brerklee. Buscar nuevas formas es nuestro compromiso con la cultura de nuestra tiempo.

¿Puede evolucionar la música para el cine si no evoluciona el cine?

No sé si estamos viviendo un momento de gran creatividad. Probablemente haya habido otros momentos de más creatividad y ahora se haya estabilizado el lenguaje. Pero los genios, los grandes cineastas, descubren nuevas vías que parecen desconectadas del público pero que son necesarias. Pasó con John Huston, con el nuevo cine francés, con Almodóvar…

"En las series suele haber un desdén hacia la música y se peca de convencionalismos"

decoration

¿El auge de las series es bueno o es malo para ese compromiso que le pide a los estudiantes de Berklee?

Hay quizás un desdén hacia la música en las series, se peca de funcionalismo y convencionalismo. Hay excepciones y cosas muy interesantes, pero no he visto grandes avances musicales en el mundo de las series. En el cine hay más descubrimiento de lenguaje.

¿Le gustaría ponerle música a una serie?

Sí, tengo ganas de hacerlo y creo que voy a hacer una. No sé si daré la talla. Se llama «Balenciaga» y se está empezando a rodar. Aún no he tenido una idea musical y me estoy preparando para ello.

¿Sacrificaría su identidad musical a cambio de trabajar con algún cineasta en concreto?

Es que mi identidad musical no es una cosa rígida. Yo estoy deseando cambiar y creo que los cineastas me hacen cambiar cada vez que me proponen algo. No he buscado una marca. En mi música aparecen cosas que me dicen que suenan a mí, y casi me asusto cuando me lo dicen. Hay amores musicales que me delatan -Debussy, Stravinsky, algún un tipo de jazz…- pero van apareciendo nuevos amores y directores que me hacen descubrir sonoridades que ni siquiera había pensado.

¿Y hay algún género para el que no compondría jamas?

No hay género que me produzca aversión aunque me gustan las películas que han sido pensadas, que tienen un buen guion y una ambición artística. Me tira más eso que una gran producción y mucho dinero, hacer una obra que me ponga en un lugar difícil.

Decíamos antes que, en el cine, la música fue antes que la palabra. Aun así, el Oscar a la mejor música ha desaparecido de la gala. ¿Es un desprecio?

Ha habido un desprecio no solo a la música, también al maquillaje o a la peluquería. Es verdad que las ceremonias de entrega de premios son largas y poco televisables. Pero una academia de cine es una unión de todas las profesiones y su democracia interna ha de ser visible. El mayor espectáculo es dar esa idea de unidad.

"Nunca me ha frustrado no ganar un Oscar porque nunca he pensado que lo podía a ganar"

decoration

¿Tener cuatro nominaciones y ningún Oscar frustra o impulsa?

Nunca me ha frustrado porque nunca pensé que podía a ganar. Siempre he ido con películas muy valoradas pero pequeñas, sin mucha difusión entre los miembros de la academia. Me he sentido muy feliz y no he pretendido más.

Valencia. Alberto Iglesias. Compositor de bandas sonoras. Fernando Bustamante

¿Ve su música sonando en un concierto multitudinario junto a la de John Williams o Hans Zimmer?

No me importaría pero creo que estoy muy lejos de eso. Tampoco me preocupa. Lo único que me preocupa siempre es qué demonios voy a hacer en el siguiente proyecto. Miro muy poco para atrás y siempre estoy más preocupado en si tendré la suficiente imaginación para seguir. ¿Conseguiré que mi cabeza piense con frescura para tener cinco o seis respuestas para una película? ¿Tendré el ánimo?

Compartir el artículo

stats