Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ELECCIONES ANDALUZAS

Yolanda Díaz: "Andalucía no tiene una maldición divina, son políticas fallidas del bipartidismo. No os podéis resignar"

La ministra de Trabajo y el líder de Más País, Íñigo Errejón, arroparon a la candidata de Por Andalucía en un mitin que congregó a 1.200 personas en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga

Yolanda Díaz e Íñigo Errejón hacen campaña juntos ‘Por Andalucía’

Yolanda Díaz e Íñigo Errejón hacen campaña juntos ‘Por Andalucía’. Agencia ATLAS / Foto: EP

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Yolanda Díaz e Íñigo Errejón hacen campaña juntos ‘Por Andalucía’. Ana I. Montañez

De la tierra de Julio Anguita a la de María Zambrano y Victoria Kent. Es el viaje que este fin de semana ha hecho Yolanda Díaz junto al equipo de Inmaculada Nieto, para arropar a la candidata de Por Andalucía a la Junta, justo cuando queda una semana para desempolvar las urnas de los colegios electorales.

Después de la jornada de calor asfixiante ayer en el teatro cordobés de La Axerquía, donde Díaz mostró un acercamiento con la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, que no se veía desde hace meses, la gallega recaló en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, la provincia por la que Nieto se presenta como cabeza de lista.

Y lo hizo, en esta ocasión, junto al líder de Más País, Íñigo Errejón, en un mitin donde también tomaron la palabra Toni Valero, el coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Mar González, de Equo y José Piña, el número 2 de la coalición de izquierdas por la provincia.

La cita se esperaba multitudinaria y así fue. Casi una hora antes del mitin ya había largas colas de personas al sol esperando para asegurarse un sitio y el acto arrancó con 40 minutos de retraso debido a que hubo que ubicar a unas 500 personas que se habían quedado fuera de la sala y que finalmente lo siguieron por streaming en el patio del Fycma.

El coordinador andaluz de IU definió la cita como un momento “histórico” en el que coincidían dos futuras presidentas, una en San Telmo y otra en La Moncloa, y José Piña aseguró que la izquierda andaluza había conseguido encontrar “más cosas que unen que las que separan”.

Así, habló el concejal de Unidas Podemos en Torremolinos de “multiplicar”, “sumar” o “ensanchar”, términos que inevitablemente hacían volver los ojos hacia Yolanda Díaz y a su futuro proyecto político, que medirá en estos comicios andaluces la fuerza de los pactos de la izquierda y su capacidad para convencer a un electorado que asumen desmovilizado.

“Es un lugar de encuentro, una casa común. Hemos decidido dejar de lado todo lo que nos separa y poner a Andalucía en el centro. No nos valen que nos digan que la izquierda está dividida, no es cierto, estamos aquí, seis organizaciones. Una Andalucía de colores”, esgrimió la coordinadora de Más País en Andalucía, Esperanza Gómez, que quiso dejar claro en su arranque que tanto Díaz como Errejón “no son jefes de Madrid, son compañeros y compañeras”.

Esa imagen de unidad se quiso reflejar en los discursos, en las peticiones de voto para la “alternativa verde y de justicia social” pero también en los apasionados abrazos en los que Díaz se fundió con Errejón y con Nieto, la que desde siempre fue su apuesta para encabezar Por Andalucía frente al candidato que proponían los morados, Juan Antonio Delgado, cabeza de lista por Cádiz, muy arropado por Pablo Iglesias.

Por cierto que mientras Díaz y Nieto se dejaban ovacionar ante un repleto salón de actos que, bandera verdiblanca en mano, aplaudían y gritaban “¡presidenta, presidenta!”, en San Fernando, el exsecretario general de Unidas Podemos estaba presentando su libro “Verdades a la cara”.

“Lo mejor está por llegar”

Hubo guiños sutiles de futuro de la propia ministra de Trabajo, que aseguró que “lo mejor está por llegar” mientras reconocía a Íñigo Errejón que han hecho “muchas cosas juntos”, al tiempo que centraba su discurso en apelar al electorado “decepcionado” y “enfadado”.

“No os podéis resignar. Yo os digo que no hay nada más triste que los que mandan nos usurpen el futuro. Por eso el domingo tenemos que ir a votar”, arengó Díaz, recalcando que Andalucía necesita cambiar “ de una vez por todas” su modelo productivo. “Afirmo que esto no es una maldición divina, no es una catástrofe natural, son políticas fallidas del bipartidismo”.

Sacó pecho la titular de la cartera de Trabajo de los ERTE, que aseguró, han salvado a 550.000 personas en Andalucía de quedar en el paro por la crisis sanitaria; la subida del Salario Mínimo Interprofesional o la reforma laboral, logros que Vox y el Partido Popular quieren revertir, advirtió. Parafraseando a Lorca y su obra Un poeta en Nueva York, la vicepresidenta segunda del Gobierno definió a la derecha y a la ultraderecha como las dos caras de una misma moneda, la angustia y la sombra, de los que no tiene dudas que gobernarán juntos si se los permite la aritmética.

En la misma línea, Errejón alertó que la “desmovilización” y la “apatía” es el “chollo de los de arriba” y recalcó la necesidad de fortalecer los servicios públicos para cuidar la salud de la gente y de su tierra. “El trabajo se ha roto, la vida se nos ha llenado de ansiedad, la tierra se nos muere y ante esto hay dos propuestas: la de los reaccionarios que reconocen que esto es así y proponen una guerra contra todo y la única alternativa, recuperar el control de nuestras instituciones para que la vida sea digna, hermosa, de un planeta verde y tranquila”.

No fueron esas las únicas referencias a la emergencia climática y a la imperiosidad de desplegar políticas verdes y de transición ecológica, es más, fue el leit motiv del mitin, con alusiones a Sierra Bermeja y al segundo incendio forestal en el que los bomberos siguen trabajando para controlarlo y extinguirlo. “Quieren que tenemos miedo y que nos impida pensar. Los ecologistas no tenemos miedo”, sostuvo la coportavoz de Equo, Mar González.

Tuvo Errejón también unas palabras para Yolanda Díaz, aseverando que en los tiempos en los que "está de moda el ruido y lo superficial", la gallega "ha hecho de la constancia y la perseverancia tranquila pero testaruda el empeño para mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras una seña de identidad. Necesitamos mucho de ese espíritu y esa tranquilidad testaruda, sin gritos, para que la vida sea menos dura".

La Andalucía de Blas Infante

La candidata de Por Andalucía afirmó que el gobierno de Juanma Moreno ha estado en “período de prueba” y ahora “ha cogido el caminito”. “No es buen caminito para nosotras. no podemos dejar en la derecha decisiones fundamentales para las próximas décadas”.

Nieto criticó que el Partido Popular “ha banalizado” el machismo, el aborto y la dificultad para acceder a la vivienda, y puso el acento en que la gente del campo que “está vendiendo a pérdidas” y que la cadena de valor del aceite de oliva “se está yendo fuera y nuestra gente recogiendo la aceituna”.

“Necesitamos recuperar la Andalucía de Blas infante, que no era tocar con los nudillos en las puertas de Madrid”, aseveró Nieto, que no dudó en pedir el voto para el 19-J, restando importancia a las encuestas, en las que la coalición que encabeza las sitúa bien lejos de los resultados de Adelante Andalucía de 2018, la formación que ahora lidera Teresa Rodríguez con los Anticapitalistas, Izquierda Andaluza y Primavera Andaluza.

“Hace tres años y medio iba a ganar Susana Díaz y hoy por hoy es tertuliana de un programa de televisión. De aquí a la jornada de reflexión tenemos que convertir ese desanimo en un chorro de energía positiva en el que comentemos con la gente que hacemos barrio qué queremos para la siguiente semana después las elecciones y si nos han venido bien las políticas que nos ha hecho la derecha”.

Tras el himno de Andalucía y la foto de familia ante una abigarrada masa de fotógrafos y cámaras de televisión, quedó por finalizado el mitin de Por Andalucía, que celebrará su acto central de campaña el próximo martes en Dos Hermanas, Sevilla. Entonces Yolanda Díaz compartirá espacio con Ione Belarra, Alberto Garzón e Irene Montero, que darán el último gran impulso a la candidatura de Inmaculada Nieto.

Compartir el artículo

stats