El mes pasado, el fabricante de vehículos premium BMW BMWpresentó en Valencia sus planes de electrificación para la próxima década. Una estrategia que abarca acciones de sostenibilidad, junto a una drástica reducción de emisiones contaminantes para así cumplir con los planes del acuerdo climático de París. De paso, con el evento denominado #ElectrifYou, la casa bávara acercó a la prensa especializada no solo sus futuras acciones para la movilidad eléctrica, sino también los nuevos modelos electrificados -bien sea totalmente o híbridos-: BMW X1 25e, BMW iX3, BMW 530e, MINI Electric y MINI Countryman Cooper SEMINI Electric.

OBJETIVO, LA PRÓXIMA DÉCADA

El plan de sostenibilidad pasa por la movilidad eléctrica para BMW. Hay que tener en cuenta que en la actualidad, más del 13% de las ventas en Europa corresponden a vehículos de BMW y MINI electrificados y eléctricos. Unas cifras muy prometedoras que hacen que los responsables del Grupo alemán estimen un aumento de hasta el 25% este año, un porcentaje que se elevaría hasta el 33% para 2025, alcanzando el importante 50% en 2030, momento en el que habría siete millones de coches electrificados circulando, de los que el 66% serían totalmente eléctricos.

En el mercado nacional, BMW ha vendido más de 10.000 vehículos con apoyo eléctrico desde que presentó en 2013 su BMW i3. Su hoja de ruta en España pasa por vender 130.000 coches con este tipo de propulsión, un 60% de BMW y el 40% restante de MINI. Son cifras alcanzables, no en vano, en 2019, la firma ya fue líder en el mercado con más de 2.100 unidades de híbridos y eléctricos.

Más allá de cifras, el Grupo BMW centra su estrategia de desarrollo en el ahorro de recursos para ser una referencia en la fabricación sostenible, consiguiendo además unas líneas de suministros también sostenibles, al tiempo que se reducen las emisiones en conjunto de CO2 de sus vehículos durante toda su vida útil y más allá de los objetivos que promueve la Unión Europea.

ELÉCTRICOS RECIÉN LLEGADOS

La marca abre fuego este año con el BMW iX3BMW iX3, un SUV muy atractivo de 4,73 metros de longitud que pudimos probar en un recorrido mixto. Cuenta con tracción trasera y un motor eléctrico de 286 CV, alimentado por una batería de 80 kWh para conseguir 458 kilómetros de rango bajo la homologación WLTP. Cuesta 72.300 euros, pero la enorme tecnología y el refinamiento a bordo justifican este precio. En marcha nos sorprendió su excelente pisada para tratarse de un SUV alto y de cierto tamaño. Si somos conservadores con su golosa aceleración, nos podremos acercar a la autonomía anunciada, unas cifras que permiten la utilización mucho más allá del ámbito urbano.

También pudimos probar el nuevo MINI Cooper SEMINI Cooper SE, un coche muy ágil que se puede conducir con un poco de práctica solo con el pedal del acelerador debido a su gran capacidad de retención. Homologa 230 kilómetros WLTP y su motor de 184 CV se nutre de un acumulador de 32,6 kWh. Se vende desde 25.990 euros contando las ayudas del Plan Moves III y las promociones de lanzamiento.

A finales de este año, la marca aumentará su gama de electrificados con la llegada de los BMW iX BMW iXy el espectacular BMW i4BMW i4. Más adelante aparecerá este tipo de propulsión en más segmentos, como un Serie 7 -la carrocería estandarte de la marca- 100% eléctrico, así como versiones del MINI Countryman, BMW X1 y la berlina Serie 5. Además, la casa trabaja para conseguir un rango de 100 kilómetros en sus híbridos enchufables, en función del segmento.