Dos jóvenes, de origen argelino, fueron detenidos como presuntos autores de patronear una patera con 28 personas a bordo, entre ellas dos niños de 3 y 12 años y una mujer embarazada. Los hombres ingresaron en prisión provisional tras pasar a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia. Según informó la Policía Nacional en Palma este jueves en nota de prensa, los individuos fueron arrestados por un delito de favorecimiento de la inmigración irregular con grave riesgo para la vida de las personas y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Los hechos ocurrieron el pasado 12 de julio, cuando se detectó una embarcación tipo patera en Cabrera. Una vez interceptada, sus ocupantes fueron rescatados por Salvamento Marítimo y trasladados a puerto, pasando a disposición judicial de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Entre los pasajeros, un total de 28, había cinco mujeres -una embarazada de 28 semanas- y 23 hombres, dos de ellos menores. Además, eran originarios de Benín, Ghana, Argelia y Marruecos.

Las personas trasladadas en helicóptero presentaban síntomas de deshidratación. Igualmente, se averiguó que uno de los migrantes ya había entrado en España con anterioridad de la misma manera, concretamente en octubre de 2021, y que no pudo ser expulsado. Ese mismo individuo, al parecer, acabó volviendo a su país por sus propios medios.

Los investigadores, finalmente, identificaron a los dos presuntos patrones de la patera, uno de ellos es la persona que ya había estado en Mallorca y había vuelto a su país, siendo detenidos y puestos a disposición judicial.

Según informó Aina Calvo, la delegada del Gobierno en Balears, se han contabilizado, en lo que va de año, cerca de 500 migrantes llegados en patera a las islas. Una cifra «ligeramente inferior» a la registrada el año pasado en las mismas fechas.